¿Cómo murió realmente Michael Jackson?

La fiscalía acusa al doctor Conrad Murray de negligencia que derivó en homicidio imprudencial, al inyectar tranquilizantes a Michael Jackson.

28/09/2011 11:26
AA
La acusación por negligencia en contra del doctor Conrad Murray, la cual presuntamente provocaría la muerte del cantante Michael Jackson, presentó como pruebas dos imágenes que corresponden a un momentos previo a la muerte de Jackson, ensayando un número para su próximo show, y otra más del cadáver del cantante al día siguiente en una camilla. 
 
La fiscalía asegura que, entre un día y otro, el doctor Murray actuó con negligencia provocando la muerte del cantante, lo que, de ser encontrado culpable, llevaría al doctor a purgar una condena de 4 años en prisión por homicidio involuntario. 
 
Por su parte, la defensa del doctor Murray alega que el único culpable de su muerte fue el mismo Jackson, quien presuntamente aprovechó la ausencia del médico esa mañana del 25 de junio de 2009, para ingerir una dosis de Propofol, el fármaco hallado en el cuerpo del cantante, para poder dormir bien. 
 
Ed Chernoff, abogado de Murray, en su alegato de apertura en el Tribunal Superior de Los Ángeles, argumentó que Jackson “hizo algo sin el conocimiento de su médico y contra sus órdenes. Hizo algo que causó su propia muerte”. 
 
No obstante, de acuerdo con el fiscal, David Walgren, Murray constantemente inyectó sedantes desde la madrugada porque Jackson no podía dormir, sin que hicieran efecto. Además, la fiscalía abundó en los problemas que tenía Jackson para poder dormir.
 
La defensa, por su parte, argumenta que la presión que tenía Jackson por el debut en Londres con su nuevo show y la próxima gira de 50 conciertos, después del juicio por pederastia que afectó su imagen, fue lo que lo obligó a inyectarse para poder descansar. 
 
Para la defensa del médico, Jackson actuó de esa forma siendo víctima de sus propios miedos. “Creemos que estaba desesperado en el momento en que hizo lo que hizo”, dijo el abogado defensor Ed Chernoff.
 
Finalmente, la fiscalía arguyó que no existía en realidad una relación médico-paciente entre Jackson y Murray, por lo que éste “era un empleado y como tal actuó, no utilizó los criterios médicos adecuados”.
 
Se cree que el juicio en contra del doctor Conrad Murray podría durar hasta un mes. La apertura en el Tribunal Superior de Los Ángeles se llevó a cabo en la misma sala dodne se llevó el proceso el proceso contra O. J. Simpson en la década de los noventa. (Con información de El País)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: