Cómo prevenir la tuberculosis y la neumonía

Los adultos mayores de 60 años son los más propensos a sufrir neumonía, además que es la primera causa de muerte.

23/01/2013 3:08
AA
Joel Armando Loaeza Irigoyen, neumólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aseguró que la neumonía y la tuberculosis son padecimientos que se pueden prevenir.
 
Dio a conocer datos de la Coordinación de Información y Análisis Estratégico del IMSS, en donde mencionó que la neumonía es un importante motivo de consultas médicas.
 
Agregó que el tercer motivo de consulta en el Hospital de Especialidades de la institución (en donde se dan los tratamientos para la enfermedad) la neumonía se encuentra en el tercer lugar de atenciones por dicha patología.
 
Por mes, el IMSS llega a atender 60 casos, en cambio en el periodo de invierno hubo un repunte del 30% de los casos y se espera que este aumento siga hasta finales de febrero.
 
Los adultos mayores de 60 años son los más propensos a sufrir neumonía, además que es la primera causa de muerte en el hospital de especialidades.
 
El experto reiteró que el IMSS cuenta con una vacuna contra el neumococo y se aplica a grupos vulnerables como menores de cinco años o personas mayores de 60 años, pacientes con VIH Sida y diabéticos y a todo paciente inmunosuprimido.
 
Los casos que llegan al Departamento de Neumología, el 50% son por neumonía.
 
Las causas por las que se llega con el médico son derrame pleural, después tumores pulmonares. La tuberculosis se encuentra en el sexto lugar y representa el 10% de todas las consultas.
 
Loaeza Irigoyen hizo énfasis en la importancia de diferenciar el diagnóstico de la neumonía y de la tuberculosis, ya que los síntomas como tos, fiebre y pérdida de peso son similares en las dos enfermedades.
 
Subrayó que la tuberculosis es curable en la actualidad, pero enfermedades como el VIH Sida, diabetes, la insuficiencia cardíaca y el alcoholismo pueden perjudicar seriamente la salud del paciente.
 
El tratamiento para la tuberculosis es a base de fármacos y su duración es de seis a nueve meses.
 
La mejor prevención es una vacuna llamada BCG la cual se encuentra en el cuadro básico del sector salud y protege durante casi 14 años.
 
Además de los tratamientos médicos y la vacuna Loaeza Irigoyen recomienda no fumar, no exponerse al aire frío, a los cambios bruscos de temperatura y evitar los lugares cerrados, ya que ambas enfermedades son contagiosas.
(Con información de El Universal)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: