¿Cómo sé cuál es el mejor tratamiento oncológico para mí?

Los pacientes tienen a confundirse respecto a cuál es el mejor tratamiento para tratar su cáncer, especialmente cuando han sido valorados por varios médicos.

09/03/2011 3:08
AA

Como pacientes conocer cuál es el mejor tratamiento llega a ser confuso, especialmente cuando ya se han ido a valorar con diferentes médicos y cada uno les da una opción diferente, lo cual lejos de orientar al paciente lo pone en “aprietos”, indica Narciso Hernández Toriz, jefe del servicio de urología oncológica del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Por ello es que todos los especialistas deben siempre de basarse en la guía internacional de tratamientos acorde a las características e historia clínica del paciente.
 
Esta guía les permite a los médicos determinar la jerarquía de los tratamientos para cada uno de los pacientes y evitar errores en la posibilidad de éxito al tratar la enfermedad.
Lo primero a valorar indica el especialista es el tamaño del tumor y no ha iniciado un proceso metastásico.
 
En caso de ser un tumor de menos de cuatro centímetros y no haber iniciado con metástasis, la opción es la cirugía, que permitirá incluso curar el cáncer.
 
En caso de ser un tumor mayor o que ya haya iniciado metástasis y el paciente no sea candidato para la cirugía, la opción es volver crónica a la enfermedad, es decir no curar, pero sí impedir que las células malignas sigan reproduciéndose y esparciéndose por todo el cuerpo del paciente e infectando otros órganos.
 
En México, dice el especialista en cáncer que se tiene muy avanzado en comparación con el resto del mundo los tratamientos para combatir al cáncer y aunque aún no se ha logrado descubrir en ningún lado como curarlo o eliminarlo al 100% los pacientes ya pueden tener una vida prácticamente normal con todo y sus tumores.
 
Cáncer renal
 
Cuando se trata de cáncer renal, lo primero que se debe hacer es evaluar de qué manera puede eliminarse o “cornicarse” esta enfermedad preservando primeramente la función renal, de lo contrario al paciente se le traerá problemas de insuficiencia renal.
 
Este cáncer empieza a aparecer alrededor de los 40 años de edad y el especialista dice que es importante “recalcar que no todos los pacientes son candidatos a tratamiento, por ello hay que trabajar en la prevención pues solo el 50% de quienes llegan a consulta pueden ser operados.
 
Exámenes de detección no existen propiamente aún, indica Juan Alejandro Silva, jefe del servicio de oncología médica del Centro Médico Nacional siglo XXI a SUMEDICO, porque aún no se justifica el costo-beneficio en ninguna parte del mundo, sin embargo puede detectarse por suerte en check-ups con ultrasonidos o resonancias magnéticas que son estudios muy caros y del sector privado.
 
El especialista indica además que en los casos en los que sí se puede hacer el estudio para verificar la presencia del tumor es cuando los pacientes ya presentan sangre en orina y se ha descartado una infección urológica.
 
Por su parte, el Dr. Hernández dice que este tipo de cáncer a diferencia de otras enfermedades no respeta un estrato social, sino más bien una educación y consciencia médica, “la gente que más probabilidades tiene de salir adelante es aquella que acude al especialista ante cualquier anomalía que nota en su cuerpo”.

Las enfermedades más comunes al riñón son piedras, obstrucción, infecciones y quistes, estos no precisamente desencadenarán en cáncer pero es importante tratarlas siempre oportunamente, indica el Dr. Silva.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: