Cómo saber si sufro acoso laboral

El acosado no comparte su situación, ya que llega a minimizarse, por lo que se aísla para no comentar sobre su trabajo.

16/10/2014 3:14
AA
Las reducciones de personal, las fusiones empresariales o el miedo a perder el trabajo se encuentran detrás de un clima laboral que constituye el espacio perfecto para el acoso.
 
Una encuesta realizada por Barómetro Cisneros, reveló que un 13 por ciento de los trabajadores sufrían de “mobbing”, cinfra que incrementó en un 43 por ciento en dos años.
 
Se observó también que las causas suelen ser la envidia por parte del acosador (33%), el éxito profesional de la víctima (26%); y la reivindicación de derechos laborales y éxito personal de quien lo sufre (16%).
 
De acuerdo con Elisa Sánchez, psicóloga y técnica en Prevención de Riesgos Laborales, a quien más le interesa solucionar el problema de acoso laboral es a la empresa, pues genera pérdidas de productividad y da a los clientes mala imagen.
 
Agregó que los últimos datos indican que el 15 por ciento de los trabajadores ha sufrido acoso laboral, y se estima que un 60 por ciento lo sufra a lo largo de su vida laboral.
 
Sánchez señaló que el mobbing tiene costos morales, sociales y económicos que empresarios, directivos y accionistas deberían tener en cuenta.
 
El mobbing es un delito tipificado en el código penal que compete tanto a acosador, como al jefe o empresa que lo permite; por lo que existen protocolos de actuación que las empresas tienen la obligación de dar a conocer para prevenir, detectar e intervenir ante el acoso laboral.
 
El acoso genera insomnio, ansiedad, fobia al trabajo y síntomas similares a la depresión por estrés mantenido; que pronto se trasladan al ámbito físico y tienen consecuencias en el sistema inmune.
 
Este tipo de problemas laborales suelen darse con mayor frecuencia en áreas administrativas, donde los cambios de puesto laboral o de localización del puesto de trabajo son más difíciles de realizar; en organizaciones muy cerradas o aquellas con valores corporativos muy estrictos, en los que mostrar opiniones diferentes puede convertirse en blanco de acoso.
 
El acoso laboral es la violencia psicológica dentro del contexto laboral, ejercida por alguien que tiene cierto poder sobre el acosado.
 
Los acosadores suelen ser personas que se comunican de manera agresiva, impositiva y autoritaria, además de egocéntricos y con miedos e inseguridades que son la principal fuente del acoso que ejercen.
 
Por otro lado, el acosado acostumbra ser profesional y destacado, que puede percibirse como amenaza laboral para el acosador. No frena el acoso, sino que aguanta, porque no tiene habilidades para afrontar la situación.
 
Tipos de acoso laboral
1.Vertical ascendente (del trabajador al jefe): Se da cuando el jefe no asume bien sus funciones, no tiene capacidad de liderazgo y no toma decisiones.
2.Vertical descendente (del jefe al trabajador): Se produce cuando el jefe puede considerar que su puesto está en peligro frente a un trabajador a su cargo que podría sustituirle.
3.Horizontal (entre compañeros): La situación lleva a no compartir información, excluir de la dinámica de trabajo, entre otras cosas.
4.Institucional (de la empresa al trabajador): Busca que un trabajador deje el puesto de trabajo de manera voluntaria, para evitar el despido y abaratar costos.
5.Maternidad: Las empresas presionan a las madres o crean un clima de sobrecarga laboral para el resto de compañeros que contribuye al acoso.
 
Cómo enfrentarlo
1.Estar seguros de que se trata de acoso laboral: No llamar a una reunión de trabajo, quitar trabajo o asignar alguno por encima o debajo de las competencias, reubicación del puesto no apropiada.
2.Pedir ayuda a las personas indicadas: Acudir a organismos competentes de la empresa de prevención de riesgos laborales y preguntar cómo actuar.
3.Cuando hay cambios en el día a día laboral: Pedir que quede por escrito la actuación del responsable.
4.No actuar por impulso y de forma explosiva: Evitar entrar en conflicto con la persona acosadora.
5.Buscar apoyo social: Los acosados temen compartir con familiares o amigos su situación, porque suele ser minimizada, lo que los lleva al aislamiento para evitar comentar sus preocupaciones (Con información de Infosalus).
 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: