¿Cómo se vive la crisis al llegar a los 30?

En esta etapa de la vida, se puede descubrir un sentimiento de desorientación sobre lo que se quiere hacer en la vida profesional y personal.

08/11/2011 8:20
AA

Llegar a los 30 años puede ser un terrible «shock» o un hermoso regalo, depende de cómo lo perciba cada persona y cómo haya vivido su juventud desde la adolescencia.

En entrevista la psicóloga Grissel Concha (*), dijo a SUMEDICO que la gran mayoría de las personas vive la crisis de los 30 porque no resultaron como esperaban las cosas que tenía planeadas o simplemente porque sus logros son muy diferentes a los de sus amigos o colegas de la misma edad.

Cuando esto pasa, generalmente las personas necesitan ayuda, pero primero deben de saber si realmente tienen una crisis o sólo una angustia pasajera.

De acuerdo con la psicóloga, para saber si se tiene una crisis deben de pasar dos cosas:

1. Los recursos que tiene para enfrentar su vida no le están resolviendo las circunstancias que vive.

2. Hay una desorientación o una desorganización en diferentes áreas de la vida, es decir puede haber un sentimiento de insatisfacción o de búsqueda en el área laboral, familiar, personal o de amistades, y a partir de ahí la persona se cuestiona que ocurre con ella, y por qué se siente frustrada y siente que la vida se le va y no ha hecho nada.

Según Grissel Concha, las personas rara vez presentan disfuncionalidad, pero sí llega a pasar, aunque lo común es que se depriman en ciertas áreas y es lo que los especialistas llaman focos rojos y aspectos sobre los que hay que trabajar para que la persona vea sus logros y canalice sus metas.

Los 30 tienen un papel vital

Cuando una persona llega a los 30 años de edad está muy cerca de la cúspide o parte media de lo que vivirá “ya no es un adolescente, se ha vuelto responsable, o debería de ser, ya ha asumido compromisos que lo han llevado a donde esta, sigue siendo joven y lleno de vitalidad y vigor para seguir logrando sus metas”, afirmó la especialista.

Estas son las características que la persona tiene que aprovechar, porque ya no es un recién egresado, sino que ha acumulado experiencias laborales y personales que le han engrandecido en la vida, puede decidir todavía dar giros de 180° para ser feliz y dedicarse a lo que le gusta el resto de su vida.

¿Cómo lo viven hombres y mujeres?

A diferencia de cuando se llega a la década de los 40 que aún se puede cambiar si se es infeliz, pero tal vez la situación en la que se está viviendo y las responsabilidades ya sean más grandes y no se pueda iniciar desde cero tan fácil porque hay más que perder que ganar, es justo a los 30 años cuando las personas empiezan a ver su vida hacia atrás y a reflexionar que han hecho, si en realidad tienen el éxito que deseaban, si tienen un trabajo, una pareja, hijos y familia, o qué les falta para sentirse realizados.

Generalmente a los hombres les preocupa el no tener un súper puesto, una gran cuenta en el banco, casas, carros, y cosas más bien que le denoten un estatus, mientras a las mujeres puede llegarles a preocupar demasiado el no estar casadas o tener hijos cuando sus contemporáneas ya tienen estos “logros” en cuanto pareja y familia.

Esto ocurre de acuerdo con la especialista, porque los hombres simplemente pueden sufrir bromas o una presión de su familia para casarse, pero una mujer puede sentir que ya se está quedando sin la posibilidad de tener hijos, por los riesgos biológicos que se corren y no siempre es así.

Lo único que la psicóloga recomienda es no querer ver la década de los 30 como una extensión de la adolescencia, pues eso sólo dará más frustración porque el querer seguir viviendo en la fiesta y en el eterno ligue, sólo hará que cuando la persona se acerque a los 40 tenga más problemas para estabilizar su vida.

Evita la frustración

Una de las recomendaciones que Grissel Concha comparte con SUMEDICO, es que no se comparen con los demás sino con ellos mismos y vean que sí tienen y qué sí han logrado, pues gracias a sus vivencias y compromisos son la persona que son a sus 30 años, y si algo no les gusta pues trabajen para cambiarlo por lo que si les gusta.

Porque las personas por lo general viven al revés, al cumplir una década más de vida sienten que les cae todo el peso y ahora si tienen que dejar las diversiones para volverse unos señores muy serios, y tampoco es tan grave, sólo hay que enfocar las necesidades y sí saber que tampoco pueden seguir viviendo como cuando iban en la universidad.

Y esto pasa, según la especialista porque las personas le empiezan a decir, “tú ya no eres un chamaco”, pero en realidad hace mucho que no lo son, sólo que ahora se enfrenta la presión de “qué vas a hacer con tu vida”.

¿Bienvenida independencia?

Aquí es donde las personas tienen que decidir si desean seguir viviendo en su casa o quieren independizarse, pero para ello antes que una independencia física, se necesita una independencia emocional, sino al cabo de máximo unos tres años todo se acomoda mágicamente para que regresen a casa de los papás, aun cuando se hayan casado.

“Aunque no lo crean los papás están enfermos o se necesita ayuda y hay miles de pretextos con un gran sentido, ante la razón que demanda su estancia en el hogar paterno». Esto significa que aún hay dependencia emocional y la familia muégano que no los deja retirarse.

Para evitar estos conflictos, la especialista recomienda que las personas sientan una independencia respecto a su familia, luego que se vayan a vivir solos para que terminen de conocerse y reflexionar sobre sí mismos y lo que buscan en la vida y luego si así lo desean casarse o vivir en pareja, pues no todos desean formar una familia con un papel de por medio o vivir con alguien más y eso deben descubrirlo antes de irse con otra persona.

Grissel Concha concluyó diciendo que en lugar de ver la década de los 30 como un problema mejor se rescaten los logros, se vea lo positivo y se preparen como les gustaría pasar el resto de su vida, aun cuando hay juventud, ganas de trabajar y vigor para darse la vida que desean.

(*) Grissel Concha
Psicóloga
talleresyentrenamientos@gmail.com
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: