Cómo seguir, aún con incontinencia urinaria

Esta enfermedad es muy común, por lo que no hay que tener temor, al contrario, los expertos recomiendan hablarlo con el círculo cercano.

19/01/2015 3:57
AA

Estos 10 consejos ayudan a seguir adelante, aún teniendo el padecimiento.

Depresión e inseguridad sobre sí mismos son padecimientos que el 90 por ciento de los hombres que sufren de incontinencia urinaria llegan a tener.

Un estudio realizado por Tena Men reveló que la incontinencia urinaria es una patología que padecen cerca de la mitad de los hombres a partir de los 40 años.
Por eso elaboró una lista con diez consejos para seguir adelante, aún con este padecimiento.
1. Ir al médico lo antes posible: Si se trata cuanto antes el problema, se puede encontrar la solución a cada caso y evita que esta afección perjudique la calidad de vida de quien la padece.
2. No esconderse: Esta enfermedad es muy común, pero para normalizarlo es recomendable hablar con el entorno habitual y cercano.
3. Regular la ingesta de líquidos: Hay que mantener un equilibro en el consumo de líquidos, especialmente refrescos y alimentos diuréticos.
4. Controlar el peso: El sobrepeso es uno de los principales factores de riesgo, por eso es importante mantener una dieta saludable y rica en fibra para favorecer el tránsito intestinal.
5. Dejar de fumar: Aunque el tabaco por sí solo no causa incontinencia, la tos asociada produce una presión en la vejiga.
6. Relajarse: El estrés aumenta la presión sobre la vejiga, por eso es importante mantener una actitud positiva y relajada.
7. Realizar ejercicios ‘Kegel’: Mantener en forma el músculo pubocoxígeo ayuda a prevenir la incontinencia urinaria y a controlar las pérdidas involuntarias de orina.
8. Evitar sobreesfuerzos: Una contracción excesiva de la zona abdominal puede presionar la vejiga y provocar pequeñas pérdidas de orina.
9. Utilizar soluciones absorbentes: Son un recurso eficaz para mitigar los problemas que la incontinencia urinaria genera.
10. Seguir con tu vida: Hay que aprender a continuar con el ritmo de vida habitual sin angustiarse por la situación, y aprender a convivir con la afección sin que impida disfrutar de la vida.
(Con información de Infosalus)

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: