Cáncer: células que crecen sin control

Las células cancerosas surgen como consecuencia de daños en el ADN, crecen, se dividen y viven más tiempo que las células normales.

02/02/2014 4:06
AA
Las células normales del cuerpo crecen, se dividen y mueren en una forma ordenada. Durante los primeros años de vida de una persona, las células normales se dividen con más rapidez hasta que la persona alcanza la edad adulta. 
 
Posteriormente, las células normales de la mayoría de los tejidos sólo se dividen para reemplazar las células desgastadas o moribundas y para reparar las lesiones. 
 
El cáncer surge cuando las células de alguna parte del cuerpo comienzan a crecer sin control. Aunque existen muchos tipos de cáncer, todos comienzan debido al crecimiento sin control de las células anormales.
 
Debido a que las células cancerosas continúan creciendo y dividiéndose, son diferentes de las células normales. En lugar de morir, viven más tiempo que las células normales y continúan formando nuevas células anormales.
 
Las células cancerosas surgen como consecuencia de daños en el ADN (Acido Desoxirribonucleico). Esta sustancia se encuentra en todas las células y dirige sus funciones. En las células cancerosas el ADN no se repara. 
 
Las personas pueden heredar ADN dañado, que es responsable de los tipos de cáncer hereditarios. Sin embargo, en muchas ocasiones el ADN de las personas se daña como consecuencia de alguna exposición ambiental como el fumar.
 
No todos los tumores son cancerosos. Los tumores benignos no se propagan y, con muy raras excepciones, constituyen una amenaza para la vida.
 
Síntomas
El cáncer es un grupo de enfermedades que puede causar casi cualquier signo o síntoma que dependerán de la localización y tamaño del tumor, así como de qué tanto afecta a los órganos o estructuras a su alrededor.
 
Los siguientes son algunos síntomas de cáncer; sólo que es importante saber que tener cualquiera de estas manifestaciones no significa que se tenga cáncer, porque existen otras patologías y condiciones que causan los mismos signos:
 
Pérdida de peso inexplicable
La mayoría de las personas con cáncer experimentarán pérdida de peso en algún momento de la enfermedad. Una pérdida de peso inexplicable de casi cinco kilos puede ser la primera señal de cáncer, particularmente en los casos de cáncer del páncreas, estómago, esófago o pulmón.
 
Fiebre
La fiebre es muy común cuando se tiene cáncer, pero se observa con mayor frecuencia cuando la enfermedad es avanzada. Casi todos los pacientes experimentarán fiebre en algún momento, especialmente si el cáncer o sus tratamientos afectan al sistema inmunológico dificultando que el cuerpo pueda combatir las infecciones. Con menor frecuencia, la fiebre puede ser una señal temprana de la enfermedad, como por ejemplo en caso de la leucemia o el linfoma.
 
Cansancio
El cansancio puede ser un síntoma importante a medida que el cáncer progresa, aunque puede presentarse en las etapas iniciales de la enfermedad, especialmente en algunos tipos como la leucemia, o si la enfermedad causa pérdida de sangre, como sucede con algunos cánceres del colon o estómago.
 
Dolor
El dolor puede ser un síntoma inicial de algunos cánceres, como en el de huesos o el testicular. Pero la mayoría de las veces el dolor es un síntoma de enfermedad avanzada.
 
Cambios en la piel
Junto con los cánceres de la piel, algunos tipos internos de cáncer pueden provocar signos que pueden manifestarse en la piel. Estos cambios incluyen un oscurecimiento de la piel (hiperpigmentación), adquirir un color amarillento (ictericia) o un enrojecimiento (eritema); también puede haber picazón o un crecimiento excesivo de vellos y cabello.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: