Cáncer de mama, el que más muertes provoca

Tratamiento basado en tecnología nab, ayuda enfrentar cáncer de mama metastático, explica especialista.

27/06/2012 8:47
AA

En el mundo, se diagnostican al año más de 1.6 millones de casos de cáncer de mama, el más común a nivel mundial y el tipo de cáncer que causa más fallecimientos en pacientes con la enfermedad.

El cáncer de mama, puede provocar metástasis, es decir que se puede diseminar a otros órganos como el hígado, los pulmones, los huesos o el cerebro.

En el marco del Congreso Anual de la American Society of Clinical Oncology (Asco), el Dr. William Sikov, experto hematólogo y oncólogo, graduado de la Universidad de Yale, explicó que un tratamiento basado en tecnología nab ha resultado benéfico para pacientes con cáncer de mama metastático.

“Cuando hay un tumor de cáncer de seno mayor, se da quimioterapia, porque encoge el tumor y permite su mejor remoción”, explica el especialista.

Sin embargo cuando a pacientes con cáncer de seno metastático se les aplicó el tratamiento basado en la tecnología nab-paclitaxel, “cuando llegó el tiempo de la cirugía, la mayoría de los tumores había desaparecido”.

El estudio, explica Sikov, se realizó durante dos años y medio a 60 pacientes, de 25 a 68 años, con una media de edad de 47.5 años; que tenían la enfermedad en las etapas II y III. A todas se les aplicó una dosis semanal.

Este tratamiento mostró una baja incidencia de neuropatía. El dolor neuropático se percibe normalmente como una sensación de quemadura permanente.

El estudio trajo como consecuencia que se aprobara la utilización de este fármaco para tratar cáncer de seno avanzado. Se aprobó, la dosificación cada tres semanas, “estamos abogando porque sea semanalmente”, señala Sikov.

La tecnología nab-paclitaxel detiene el crecimiento y división de las células cancerígenas del cáncer de mama metastático.

“El paclitaxel se aisló de un árbol, nos dimos cuenta que era un agente anticancerígeno, pero era aceitoso y no se podía disolver en agua, que es la mejor forma de suministrar los medicamentos”.

Al realizar estudios para su mejor aplicación, los científicos descubrieron que la mejor manera de diluir el paclitaxel en agua azucarada o salada era agregarle albumina, una proteína que al recubrir el fármaco, lograba que las células lo reconocieran como nutriente, dando como resultado que las células cancerígenas se alimentaran del medicamento que las atacaba.

Se espera que esta tecnología ayude a tratar el cáncer de páncreas y el de pulmón, dos de las enfermedades más agresivas y que más fallecimientos provocan.

Conoce el testimonio de Kelly Lange, paciente de cáncer de mama metastatico.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: