Cáncer pulmonar, afecta más a mujeres

Las hormonas sexuales femeninas favorecen la producción de quimiocinas, que hacen que un tumor canceroso sea más agresivo.

21/08/2011 7:50
AA

Hace unos días, la  Asociación Internacional para el Estudio del Cáncer de Pulmón (IASLC), hacía una diferencia en el cáncer de pulmón entre personas fumadoras y no fumadoras, pues éste se manifiesta como dos enfermedades diferentes, cuyo origen es también distinto y requiere de tratamientos específicos.

 
Y es que los investigadores descubrieron que había regiones genómicas de fumadores y no fumadores que presentaban daños diferentes. Pero ahora, investigadores mexicanos aseguran que los estrógenos (hormonas sexuales femeninas) desempeñan un papel importante en el desarrollo del cáncer pulmonar en mujeres. A esta conclusión llegaron Vianey Rodríguez Lara, maestra en Ciencias, que realiza un proyecto de investigación en el Departamento de Biología Celular y Tisular de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, y quien lo dirige, Teresa Fortoul.

Se conocía que esas hormonas protegían a las mujeres de diferentes patologías; sin embargo, en el caso del cáncer pulmonar, se ha sugerido que favorecen su desarrollo.

“No se ha reportado que los estrógenos por sí solos ocasionen ese tipo de neoplasia; constituyen un factor de riesgo importante, pero se requieren otros elementos, como algunas alteraciones genéticas”, dijo Rodríguez Lara, quien busca obtener su doctorado en Ciencias Biológicas con este trabajo.

Al respecto, Teresa Fortoul explicó que “el ambiente donde se desarrolla un cáncer puede ser modulado por los estrógenos, y aquí entran en juego las quimiocinas, moléculas que modifican el “nido” donde las células enfermas pueden crecer”.

Rodríguez Lara encontró que los estrógenos favorecen la producción de las quimiocinas, que hacen que un tumor sea más agresivo. Ello significa que las mujeres tienen un factor extra que vuelve más difícil el tratamiento y la respuesta. Ahora bien, se conoce poco del mecanismo mediante el que las hormonas sexuales femeninas participan en el proceso.

“Es fundamental conocer de qué modo participan los estrógenos, para saber si es necesario inhibirlos como parte del tratamiento contra ese padecimiento y, también, para ver si la terapia de reemplazo hormonal podría favorecer el curso del proceso neoplásico en los pulmones”, indicó Rodríguez.

Hasta ahora, las investigadoras han encontrado que las hormonas femeninas favorecen la expresión de las quimiocinas en el microambiente del tumor, lo que facilita que las células neoplásicas proliferen, migren a otros sitios y hagan metástasis.

Las quimiocinas son moléculas que normalmente ayudan a las células del sistema inmune a migrar a sitios donde hay una infección, para que puedan llevar a cabo su “trabajo de limpieza”.

Sin embargo, si las pertenecientes a un tumor expresan esas moléculas las utilizan para trasladarse a donde hay más quimiocinas; de esta manera, es favorecida la metástasis.

Finalmente, Fortoul indicó que “actualmente hombres y mujeres reciben el mismo tratamiento, pero en el futuro se buscaría planear uno diferente para ellas”.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: