Cánceres poco comunes y poco comprendidos

Tumores en páncreas, ovario, vesícula y medúla espinal están cobrando interés entre las ciencias biomédicas.

01/02/2013 9:35
AA

Los tipos de cáncer más comunes en todo el mundo son los de pulmón, mama, cérvix, próstata y estómago, pero los menos comunes han cobrado cada vez más interés entre la ciencia biomédicas y entre ellos destacan los de páncreas, ovario, vesícula y médula espinal. Estas cifras cambian dependiendo de la fuente que las analiza y también cambian de un año a otro.

La necesidad de comprender cada uno de los más de 180 tipos de cáncer amplía la posibilidad de supervivencia de todos los grupos de pacientes, sin importar lo rara o frecuente que sea su variedad de neoplasia o cáncer.

En el caso de México, el sistema de salud pública ha incluido, a través del Seguro Popular, la protección a todos los tipos de cáncer que afectan a niños, así como la atención a seis tipos de cáncer para adulto: cérvico-uterino, mama, próstata, testículo, un tipo de linfoma y una variedad de cáncer de ovario.

La inclusión de cáncer de ovario llama la atención porque es diez veces menos frecuente que uno de los cánceres más agresivos pero que no está incluido en la cobertura de atención del seguro popular: el cáncer de pulmón.

Esta decisión para atender el cáncer de ovario es también una de las decisiones para llevar auxilio médico a personas que, por tener menos visibilidad, deben luchar más duro para que se atienda su necesidad terapéutica.

La Maestra en Psicología y Consejera de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer (AMLCC), Gina Tarditi Ruiz afirmó en entrevista con SUMEDICO que quienes carecen de seguro social destinan gran parte de sus ingresos al tratamiento de esta enfermedad, y a veces el recurso es tan limitado que lo postergan o lo abandonan.

Más allá de si el cáncer detectado en un paciente es común o pertenece a un número muy reducido de casos, en México el derecho a la salud es una garantía constitucional declarada en el artículo 4o y debe ejercerse con base en principios de equidad y no discriminación.

Por ello, la AMLCC ha hecho llamados a las autoridades para que el cáncer de pulmón, colon, ovario epitelial, sarcomas de tejidos blandos, cabeza y cuello se incluyan en el Seguro Popular, además de luchar porque los afectados tengan acceso a procedimientos diagnósticos y quirúrgicos de vanguardia y a alternativas de tratamiento más seguras y eficaces. 

“Antes, la gente fallecía inevitablemente por este mal. Ahora se dispone de terapias innovadoras que incrementan la sobrevida con menos toxicidad y efectos secundarios; algunas diseñadas para reducir el tamaño del tumor, evitar la propagación de células malignas o destruirlas a nivel molecular”, comentó y agregó, “debemos erradicar la falsa idea de que el cáncer es una condena de muerte”.

Cáncer de ovario

De acuerdo con la Sociedad Americana para la lucha contra el Cáncer, menos del 2% de las personas que desarrolla cáncer tendrá la variedad de cáncer de ovario. Sin embargo, la dificultad para diagnosticarlo y la falta de conocimiento de muchos médicos para atendero provocaron que en el año 2012 un gigantesco grupo de 14 mil mujeres perdiera la vida por este problema.

El cáncer de ovario suele quedar fuera de los informes de salud femenina, siempre oculto detrás de los informes sobre cáncer de mama o cáncer cérvico-uterino, incluso detrás de los cánceres en la piel o melanomas. A pesar de que su incidencia es más baja, hoy se le considera el quinto cáncer más mortal para las mujeres en todo el mundo.

El riesgo de una mujer de padecer cáncer ovárico durante el transcurso de su vida es de aproximadamente 1 en 72. La probabilidad de morir de cáncer ovárico en el transcurso de su vida es de aproximadamente 1 en 100 (estas estadísticas no incluyen los tumores ováricos de bajo potencial maligno).

Este cáncer se origina principalmente en mujeres de edad avanzada. Alrededor de la mitad de las mujeres diagnosticadas con cáncer de ovario tienen 63 años o más y es más común entre mujeres de raza blanca que de raza negra.

Reconocer de manera más temprana al cáncer de ovario e invertir más recursos públicos para investigarlo y atenderlo es una de las propuestas que en 2013 ha enarbolado la Sociedad Americana contra el Cáncer. Detrás de esta campaña está el principio ético de que todos los pacientes con cáncer deben tener acceso a los mejores medicamentos y tratamientos, independientemente de que su frecuencia no sea muy elevada en una demografía de millones de enfermos con cáncer.

Cáncer de páncreas

Otro de los cánceres de poca frecuencia, que afecta a menos de 1.4% de la población, pero en el que mueren más del 85% de las personas diagnosticadas es el cáncer de páncreas. Este padecimiento afecta por igual a hombres y a mujeres. De hecho, la tasa comenzó a aumentar en los últimos 10 años principalmente entre mujeres.

El cáncer de páncreas afecta diferentes tejidos de ese órgano, pero lo más común es que afecte a los conductos por los cuales son liberadas enzimas que participan en diferentes procesos digestivos y de limpieza del cuerpo humano.

Cáncer en encéfalo y médula espinal

Para el año 2013, los cálculos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer para este cáncer en los Estados Unidos poco superiores al 1% de todos los casos.  

En general, la probabilidad de que una persona padezca de un tumor maligno del encéfalo o de la médula espinal en el transcurso de su vida es de menos de 1% (alrededor de uno en 140 para un hombre y uno en 180 para una mujer). Las tasas de supervivencia pueden variar ampliamente, dependiendo del tipo de tumor.

Cáncer de vesícula

Para el año 2013, los cálculos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer para este cáncer en los Estados Unidos son menores al 0.8% del total de casos de cáncer.  

Por lo general, el cáncer de vesícula no es detectado sino hasta que ha llegado a una etapa avanzada y produce síntomas. Sólo alrededor de uno de cinco cánceres de vesícula biliar se encuentran en las etapas tempranas, cuando el cáncer aún no se ha propagado fuera de la vesícula biliar.

Las probabilidades de supervivencia para los pacientes con cáncer de vesícula biliar dependen en gran medida de cuán avanzado se encuentra al momento de encontrarlo.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: