Hombres nacidos por fertilización tienen mal esperma

La movilidad y cantidad de espermas es menor que en los nacidos de forma tradicional

06/10/2016 12:42
AA

Las técnicas de fertilización son cada vez más usadas para lograr un embarazo, y aunque no representan daños para la madre o el bebé, a futuro podrían tener alguna consecuencia.

Un estudio publicado en la revista de medicina Human Reproduction, afirma que los hijos de hombres sometidos a técnicas de fertilización, tienen menor cantidad y calidad de espermatozoides que quienes nacieron de forma tradicional.

El informe detalla que esto ocurre en los hombres que por infertilidad, se sometieron al tratamiento de inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI, por sus siglas en inglés).

El estudio

Los investigadores analizaron a un grupo de 54 hombres con edades entre los 18 y 22 años nacidos por fertilización y otro grupo de nacidos de forma espontánea.

Como resultado se descubrió que los nacidos por técnicas de fertilización tenían casi la mitad de la concentración de espermatozoides y dos veces menos en el recuento total y del total de espermatozoides móviles.

En comparación a los que nacieron de manera espontánea, los ICSI fueron tres veces más propensos a tener concentraciones de espermatozoides por debajo de 15 millones por mililitro de semen.

ICSI

Este procedimiento fue iniciado en el Centro de Medicina Reproductiva en la Vrije Universiteit Brussel (VUB), en Bruselas, Bélgica, por el profesor André Van Steirteghem, uno de los co-autores de esta investigación.

El 14 de enero de 1992, nació el primer bebé por la inyección y hasta 1996, se habían registrado 54 nacimientos.

ICSI consiste en inyectar el esperma del padre directamente al óvulo de la madre en un laboratorio. Posteriormente, el óvulo fertilizado se coloca en el vientre para que se logre el embarazo.

Este es un método muy efectivo para aquellos hombres con espermatozoides de poca movilidad, debido a que se escogen los mejores y esos se inyectan en el ovulo.

Los resultados no son inesperados

Desde siempre Steirteghem y sus colegas, sabían que el hijo tiene un alto riesgo de heredar los problemas de fertilidad del padre, aunque los resultados por el ICSI, no podrían confirmarse en su totalidad debido a su corta edad.

“Estos resultados no son inesperados. Antes de que se realizara la ICSI, se informó a los futuros padres de que es muy posible que sus hijos podían tener problemas de espermatozoides y semen igual que sus padres. Para todos los padres, esta información no era una razón para abstenerse de someterse a ICSI, ya que decían: ‘Si esto sucede, entonces ICSI también ser una solución para nuestros hijos’”,  reconoce el profesor Van Steirteghem.

Explica que los resultados de ICSI indican que se ha trasmitido un grado de ‘subfertilidad’ a los hijos, aunque es necesario hacer más estudios, pues si bien la genética puede ser importante en la infertilidad, también pueden intervenir otros factores.

“Estos resultados ponen de manifiesto la necesidad de continuar y ampliar otros estudios de seguimiento de niños concebidos mediante técnicas de reproducción asistida. Por ejemplo, deben realizarse análisis de muestras emparejadas de padres e hijos y mirar a un mayor número de descendientes. Esto sigue siendo un proyecto desafiante para la VUB. Sin embargo, las autoridades sanitarias y los organismos de financiación deberían proporcionar los medios para responder a preguntas acerca de los efectos de la genética, el modo de la concepción, los patrones de crecimiento fetal y el peso al nacer en la fertilidad de los hombres de ICSI”, concluye.

(Con información de 20 minutos)

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: