Cambió su mano inutilizada por prótesis biónica

Ante la inutilidad de su mano natural, un joven austriaco decidió que la amputaran a cambio de recibir una prótesis biónica.

19/05/2011 2:29
AA

Un joven serbio avecindado en Austria que había sufrido un accidente de motocicleta hace una década, optó por la amputación de su mano paralizada a cambio de obtener una mano biónica que será controlada por impulsos nerviosos lanzados desde su propio brazo.

A causa del accidente sufrido hace diez años, Milo sufrió una herida en el hombro derecho llamada lesión del plexo braquial, la cual dejó inutilizada su mano, la cual no sanó a pesar de las múltiples operaciones e inserciones de tejido a que fue sometida.

Ante esto, el cirujano vienés Oskar Aszmann, que estuvo encargado de las operaciones y trabaja con los laboratorios Otto Bock, desarrolladores de la prótesis, preguntó a Milo si aceptaba la amputación electiva, obteniendo una respuesta afirmativa.

La mano biónica puede recibir señales que son recogidas por sensores colocados en la piel, tal y como si tuviese su mano verdadera.

Esta es la segunda operación que Aszmann realiza en su vida. Patrick, otro joven austriaco, fue el primero en elegir la amputación a cambio de una prótesis biónica. El cirujano llama a esta operación “reconstrucción biónica”.

“Los pacientes me consultan con una necesidad enorme de tener funcionalidad en la mano y a partir de allí podemos evaluar el siguiente paso (…) Si un paciente no puede manejar su propia mano y yo puedo cambiar su anatomía para que logre comunicarse con una mano artificial, por supuesto que debo considerarlo y ofrecerles una mano tecnológica”, aseveró el cirujano.

No obstante, la comunidad médica se ha manifestado en contra de que un paciente tome la decisión e amputar alguna de sus extremidades, a pesar de que estén inutilizadas, e incluso han pedido que la operación de Milo no se lleve a cabo.

Ante esto, Aszmann respondió que, en todo caso, la alternativa de Milo estaría plagada de operaciones sin sentido.

“Milorad tiene ahora 26 años y desea tener una vida normal. La reconstrucción biológica de su propia mano sería una historia sin fin y al final seguiría teniendo una mano disfuncional (…) Es del interés del paciente ofrecerle una solución con la que pueda vivir apropiada y exitosamente, así que no tengo problemas con cortar su mano”, indicó el cirujano. (Con información de BBC)

 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: