El cáncer no espera a que le den cita

Alejandra de Cima, presidenta de la Fundación Cim*ab, explica que las estadísticas indican que las mujeres mueren cada día más por cáncer de mama.

24/08/2017 1:30
AA
Cáncer, Alejandra de Cima

Alejandra de Cima, presidenta y fundadora de la Fundación Cim*ab.

Para Alejandra de Cima, presidenta y fundadora de la Fundación Cim*ab, en materia de cáncer de mama las estadísticas no juegan a nuestro favor pues lamentablemente son cada vez más las mujeres que mueren a causa de esta enfermedad.

“Falta eficientar el diagnóstico y el tratamiento. Estamos diagnosticando muy tarde pues es muy difícil para las pacientes conseguir la primera cita y el cáncer crece y crece, y no espera a que den la cita”, afirma Alejandra a quien preocupa que no se esté cumpliendo a cabalidad la NOM 41.

La NOM 41 es la norma que debe ser de observancia obligatoria para todo el personal profesional y auxiliar de los sectores público, social y privado pertenecientes al Sistema Nacional de Salud que brindan atención médica en materia de cáncer de mama.

Cim*ab realizó investigaciones sobre servicios médicos

Cim*ab es una institución que desde hace 15 años contribuye a disminuir la mortalidad por cáncer de mama en México a través de cuatro líneas de acción: educación, información, servicios a pacientes e incidencia en políticas públicas.

Y como parte de este esfuerzo, recientemente dio a conocer el resultado de un estudio que detectó áreas de oportunidad en los centros oncológicos de todo el país.

Aplicado en 13 instituciones de diversos estados, el estudio consistió en la aplicación de encuestas tanto a pacientes de cáncer de mama como a prestadores de servicios médicos (directivos, oncólogos y radiólogos).

Fueron 1,200 las pacientes y los 62 prestadores de servicios consultados.

Mayoría de casos de cáncer se detectan cuando ya hay síntomas

Como resultado de esa encuesta se encontró que el 81% de las pacientes identificaron su problema mamario debido a la aparición de síntomas, y tan sólo 13% de ellas por medio de una mastografía de tamizaje, es decir, la búsqueda de posibles problemas cuando todavía no presentan síntomas, lo cual permite aplicar tratamientos con mejores expectativas de éxito.

El síntoma más común fue un tumor mamario (en 70% de los casos), seguido por el dolor mamario en sólo 9% de los casos. Sólo el 37% de las pacientes encuestadas refiere haber pensado en la posibilidad de que el síntoma se debiera a un cáncer al momento de descubrirlo.

Faltan medicinas, médicos especialistas y equipo

Entre los prestadores de servicios se detectó que las principales áreas de oportunidad están en el abastecimiento de medicamentos (el cual ahora es insuficiente), el mantenimiento de equipos, especialmente de imagenología y el de radioterapia, el personal suficiente, lo mismo que la infraestructura y equipamiento, y en el abastecimiento de insumos (que ahora es irregular).

También se percibe necesidad de más oncólogos radioterapeutas, médicos oncólogos, cirujanos oncólogos y fisioterapeutas, entre otros. Y destaca la insuficiencia de servicios de apoyo psicológico y psiquiátrico.

De igual forma destacan la insuficiente rehabilitación de las pacientes: la reconstrucción mamaria y el acceso a prótesis externas para pacientes mastectomizadas, y el acceso a fisioterapia.

Ni la mitad de mujeres recibe reconstrucción mamaria

En promedio, el personal de salud encuestado en todos los centros participantes estimó que aproximadamente el 38% de las pacientes mastectomizadas recibe reconstrucción mamaria y 57% prótesis externas.

Para Alejandra de Cima, ello es reflejo de que la NOM 41 no se está aplicando como se debe. En su opinión, es imperativo que se haga.

Por ello CIMAB felicita al Instituto Nacional de Cancerología por el impulso que está dando a la creación de un Plan Nacional de Combate al Cáncer. La presidenta de Cim*ab considera que es una estrategia muy completa que aborda la problemática desde todos aspectos de la enfermedad.

Trabajo en conjunto con el InCan

Dijo que desde hace muchos años Cim*ab trabaja en coordinación con el Instituto Nacional de Cancerología (InCan) y aseguró que lo seguirán haciendo para reducir el riesgo de cáncer de mama a través de campañas mediáticas en las que se promuevan los estilos de vida saludables.

“Estamos siempre dispuestos a apoyar al InCan en lo que se necesite desde el frente de la sociedad civil”.

Cim*ab está a punto de cumplir 15 años de vida. El 3 de octubre es su aniversario y la mejor forma de festejarlo, dice Alejandra, es trabajando e impulsando nuevos proyectos, muchos de ellos en políticas públicas, que permitan eficientizar el diagnóstico y tratamiento de las mujeres con cáncer.

Las mujeres deben aprender a exigir

Para Alejandra de la Cima, ése es el principal problema a atender, pues si bien la NOM 41 establece el máximo de días en que se debe dar una cita a una paciente, es algo que no se cumple.

“Hay que reclamar al gobierno, la paciente debe reclamar, debe exigir. Cuando se da un diagnóstico de cáncer las pacientes se caen (emocionalmente) y no se sienten con ánimo de reclamar, o no sabemos o no nos atrevemos”, pero hay que hacerlo, subraya.

Y por ello Cim*ab trabaja no sólo para presionar al gobierno sino también para empoderar a la mujer, para que exija sus derechos. “Queremos dosis de poder a la mujer y de presión al gobierno. Uno de los retos es que el miedo no nos paralice pues no se puede esperar a que un tumor llegue a 20 centímetros”.

Para Alejandra de Cima, hay que hacer que la mujer se valore por lo que es y tome las riendas de su vida. “Y no esperar a que crezcan los tumores”.

Te recomendamos: Identifican gen que resiste fármacos para cáncer de mama


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: