publicidad

Otros

Cáncer tiroideo, probable causa de radiación

Investigación estadounidense,afirmó que muchas personas padecen esta enfermedad a causa de radiación de Hiroshima, Nagasaki, Chernobyl y Fukushima.

  • 20/08/2012
  • 13:05 hrs.

Durante la guerra de 1945, Estados Unidos lanzó su bomba atómica contra la ciudad japonesa Hiroshima, y tres días después lo hizo de nuevo, pero ahora en Nagasaki, eventos que pusieron fin a la Segunda Guerra Mundial.

Ambos bombardeos cobraron la vida de más de 22 mil personas, pero eso no fue todo, sino que de acuerdo con una investigación estadounidense, publicada en International Journal of Cáncer, quienes se libraron de la muerte a causa de las explosiones, pudieron ver su salud afectada debido a las radiaciones.

La investigación afirmó que miles de personas desarrollaron cáncer de tiroides debido a las reacciones nucleares de dichas bombas, y algunas personas a la fecha presentan esta enfermedad por dicha causa.

Según el estudio, esto ocurre debido a que las células tiroideas son particularmente vulnerables a la radiación ionizante, la misma que, por ejemplo, también subió a niveles alarmantes en la explosión nuclear de Chernobyl.

La revista indicó que en el periodo de 1958 a 2005 se han dado 371 casos de cáncer de tiroides de entre los escasos 105 mil supervivientes.

El estudio no encontró evidencias relevantes en los adultos que soportaron los bombardeos respecto a las mayores probabilidades de desarrollar esta enfermedad en un futuro.

En el hallazgo se encontró que el 36% de 191 casos encontrados en niños, también habían sido por exposición a la radiación, lo que afectaba su salud de manera importante debido a que la glándula de la tiroides es la encargada de regular el metabolismo basal y afectan al crecimiento y grado de funcionalidad de otros sistemas del organismo.

La glándula es especialmente vulnerable durante la etapa del desarrollo físico. “El cáncer de tiroides es uno de los cánceres más sensibles a la radiación”, afirmó el doctor Kiyohiko Mabuchi, quien participó en el estudio.

Luego de este descubrimiento, se comprobó que lo ocurrido con la planta de Fukushima el año pasado, replicó el escenario radiactivo de Nagasaki provocando que los recién nacidos también se vieran seriamente afectados según relató  John Boice, profesor de medicina en la Universidad de Vanderbilt .

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad