publicidad

¿Qué tiene que ver el acelerador de partículas con el cáncer?Otros

¿Qué tiene que ver el acelerador de partículas con el cáncer?

El acelerador de partículas que podría usarse para terapias contra el cáncer

  • 18/05/2017
  • 05:00 hrs.
¿Qué tiene que ver un acelerador de partículas con el cáncer? Un nuevo acelerador de partículas presentado en la Organización Europea para la Investigación Nuclear  (CERN por sus siglas en inglés),  puede ayudar a los médicos a tratar pacientes con cáncer y a los expertos a analizar obras de arte.

Este laboratorio europeo de física, está actualizando gradualmente su dispositivo  para obtener más información del Gran Colisionador de Hadrones, este acelerador circular de 27 kilómetros que hace chocar a los protones, casi a la velocidad de la luz, para investigar cosas del universo.

La física y la medicina


Ante la necesidad de optimizar el uso y eficacia de las pruebas radiactivas de los aceleradores de partículas en los diferentes tratamientos médicos, en Colombia se llevan a cabo estudios para conocer la seguridad de estos equipos.

Una de las utilidades de lograr este tipo de dispositivos que generan una energía superior a otras, es la de cambiar la trayectoria de las partículas aceleradas y aprovecharlas, entre otros usos, para los tratamientos de irradiación de partículas contra las células cancerígenas.

Ayuda a la medicina


La CERN anteriormente ya tenía una versión para tratar tumores, con la ayuda de protones y otorgó la licencia de la patente a ADAM, una empresa derivada del CERN, propiedad de Advanced Oncotherapy.

Otro uso médico fue el crear isótopos para diagnosticar el cáncer, debido a que se desintegran rápidamente, normalmente deben ser llevados rápidamente a los pacientes para que los usen. Pero los aceleradores portátiles permitían construirlos dentro de los hospitales.

Energía contra el cáncer


Los aceleradores producen altas cantidades de energía y haces de partículas. Estos son usados en el mundo y en el país por varias instituciones con fines médicos como la Fundación Santa Fe de Bogotá y el Instituto Nacional de Cancerología.

La cantidad de radiación, así como la calidad del haz de las partículas depende en gran medida del trabajo de los especialistas en física médica, quienes se constituyen en un gran soporte de los oncólogos.

En Colombia se trabaja fundamentalmente con electrones capaces de penetrar hasta cuatro centímetros el tejido y con fotones capaces de hacerlo hasta 15 centímetros, señaló María Cristina Plazas, Física de la Universidad Nacional.

Sin embargo, como señaló la oncóloga Rosalba Ospino “Es necesario determinar la sensibilidad de los órganos de la radiación”

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad