Casco protegería cabello ante quimioterapia

DigniCap sería una herramienta que ayuda a evitar que la quimioterapia alcance los folículos, dañando la cabellera de las pacientes.

22/07/2013 2:35
AA

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta un paciente con cáncer, que está sometido a tratamiento con quimioterapia, es la pérdida de cabello, ya que expone una enfermedad que, quizás, el paciente prefiera mantener en secreto.

Recientemente, una paciente que había padecido cáncer de mama en dos ocasiones, para evitar perder pelo de nuevo, en la segunda aplicación de quimioterapia, sometió su cuerpo cabelludo a un tratamiento de frío y mantuvo en buen estado su cabellera.

Por ello, investigadores ha comenzado a trabajar en un casco que imponga una temperatura helada en el cuero cabelludo, para evitar que la quimioterapia dañe el cabello.

El principio de esta teoría es que el frío reduce el flujo sanguíneo en el cuero cabelludo, por lo que la quimioterapia no puede afectar los folículos.

En la actualidad se venden cascos de frío en todo el mundo, pero hasta ahora la FDA no ha aprobado ninguno para su venta dentro de Estados Unidos.

La razón para no utilizar esta técnica en Estados Unidos es porque no se tiene la certeza sobre la manera como el frío puede impedir también que la quimioterapia alcance alguna célula cancerígena.

Kimberly Stump-Sutliff, portavoz de la Sociedad Oncológica Estadounidense y enfermera oncóloga, señaló que es necesario saber si ese tipo de cascos son seguros.

Por otra parte, la doctora Hope Rugo, de la Universidad de California en San Francisco, relató que la pérdida de cabello no ha sido tomada tan en serio dentro de la práctica médica, y refirió también que hay pacientes que prefieren postergar un tratamiento importante precisamente para evitar perder el pelo.

“Es la primera o segunda pregunta que formulan los pacientes cuando les recomiendo quimioterapia. No es si esto los va a curar, sino si van a perder el cabello”, explicó Susan Melin, doctora del Centro Médico Bautista Wake Forest de Carolina del Norte.

Por lo pronto, tanto melin como Rugo, comenzarán a trabajar con pacientes en un proyecto denominado DigniCap, un casco que mantiene una temperatura entre 4 y 5 grados centígrados, para confirmar la teoría del frío y la pérdida de cabello ante quimioterapia.

Ya en 2011 se había realizado un estudio para DigniCap, y aun cuando más de la mitad de las participantes mantuvieron su cabello, también se demostró que su uso tenía efectos secundarios como jaqueca y dolor. (Con información de El Universal)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: