Qué hacer en caso de cortadas, quemaduras o asfixia

Esta es la mejor manera de auxiliar antes de que llegue la ayuda profesional

11/04/2017 4:00
AA

Existen acciones cotidianas que aunque no lo esperamos, pueden ser un poco peligrosas ya que nos pueden causar quemaduras, cortadas o asfixia, lo que puede incluso poner en riesgo nuestra vida.

En ocasiones nos encontramos en esos momentos y muchas veces no sabemos cómo actuar. Por ello, te decimos algunas medidas para saber cómo responder y ayudar a quién sufra alguno de estos accidentes. Tu ayuda puede ser la diferencia.

En caso de asfixia

Cuando se trata de un adulto o niño que ya puede caminar, hay tres cosas que hacer:

Tos: Haz que tosa para que pueda expulsar lo que le está impidiendo respirar

Palmada: Haz que se incline hacia adelante, sosteniéndolo con una mano en el centro del pecho y dándole una fuerte palmada en medio de la espalda con la base de la mano. Si la primera palmada no tiene efecto. Es necesario darle una segunda.

Es necesario revisar si logró remover la obstrucción. Si no, hay que continuar dándole palmadas firmes, pero sin pasar de cinco.

Maniobra de Heimlich: Debes agarrar a la persona por el medio de su cuerpo desde atrás.

Pon el pulgar de una de tus manos dentro del puño. Luego, colocar el puño en el abdomen, entre su ombligo y la punta del esternón.

Ahora la otra mano encima y aprieta con fuerza hacia adentro y hacia arriba. Observa si funcionó. Si no, hay que volver a intentarlo hasta cinco veces más, y luego volver a dar palmadas.
maniobra-de-heimlich
Si después de tres ciclos de palmadas y apretones no mejora, es necesario llamar a una ambulancia, aunque igual debe ser evaluado por un médico a pesar de que el procedimiento haya funcionado.

En el caso de un bebé o un niño que aún no camina, puedes optar por:

Palmadas: Acuesta al bebé boca abajo sobre tu antebrazo y dale palmadas firmes en el centro de la espalda con la otra mano. Las palmadas deben ser precisas y fuertes. El máximo son cinco.

Maniobra de Heimlich: Con el bebé entre el antebrazo y bocarriba, pon dos dedos en su esternón (en el centro del pecho, un poco más debajo de los pezones) aprieta duro hacia abajo y un poco hacia la cabeza. Intentarlo hasta cinco  veces y luego de ser necesario, voltéalo y dale otras palmadas.
maniobra-de-heimlich-en-bebés
Si no funciona, acude al hospital más cercano.

En caso de sangrado

Algunas heridas pueden ser pequeñas y otras más graves, que pueden ser de gran riesgo. Lo importante es llamar primero a los profesionales, pero mientras llegan, necesitas detener el sangrado.

Aplica presión directa sobre la herida. Utiliza guantes desechables y cubre las heridas que llegues a tener en las manos.

Usa un paño limpio, camiseta o vendas para presionar la herida. En caso de no tener nada absorbente, utiliza las manos.
En caso de haber algún objeto grande, no debemos quitarlo, sino que sólo debes presionar a los lados cuidando de no apretar mucho las vendas.

Venda la herida con lo que tengas a la mano. Trata de mantener el paño sobre la herida hasta que se deje de ver sangre. Sé firme pero no aprietes mucho. Al final, debes poder meter un dedo entre la venda y la piel.
como-detener-el-sangrado-de-una-herida

Acuesta al paciente para tratar el shock que puede causar la pérdida de sangre. Se trata de una condición médica muy peligrosa provocada por la falta de sangre en los principales órganos.  Si el paciente llega a sufrir un shock, puede sentirse mareado o desmayarse o verse pálido y sudoroso.

Su respiración puede ser rápida y poco profunda. Si puedes, levanta sus piernas para ayudar a que la sangre fluya al centro y el corazón. Asegúrate de que esté a una temperatura cálida.

En caso de quemadura

Podemos encontrar diferentes tipos de quemaduras en la vida cotidiana, como al cocinar, planchar ropa o alaciar el cabello. Cuando es grave, es necesario que llames a emergencias.

Cuando se produce la herida, lleva a la persona a un lugar seguro, quítale las joyas, reloj o ropa del área afectada, a menos que estos se le pegaran a la piel.

Refresca la herida: Coloca el área afectada bajo el chorro de agua fría por al menos 10 minutos. Entre más rápido se ponga a enfriar después de la quemadura, es mejor.

El enfriar, se reducirá el dolor, la hinchazón y el peligro de cicatrices. Incluso si el paciente dice no sentir más molestia, debe seguir manteniendo la herida en agua fría.
Como_actuar_en_caso_de_cortadas_quemadas_o_atraganto
Esto puede anestesiar temporalmente la parte superficial, pero hay que enfriar por debajo de la piel y eso toma tiempo.

No uses hielo: Esto puede causar más daño o una quemadura de hielo, la cual es más dolorosa. No untes ninguna crema o loción, pues estas no ayudan y pueden empeorar el proceso.

Cubre la quemadura con envoltura de plástico o una bolsa plástica limpia. Esto protegerá la infección y evitará que se seque.

En caso de que la quemadura sea muy grave o más grande que la palma de la mano es necesario la asistencia médica urgente.

(Con información de BBC)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: