Chequeos y exámenes básicos de salud

Dependiendo de la edad de los pacientes y de factores como la herencia, es importante hacer chequeos básicos para prevenir enfermedades.

12/12/2011 8:17
AA
Para conocer cuáles son los principales exámenes que debemos realizarnos para controlar nuestra salud, SUMEDICO Radio platicó con la doctora Rosario Valenzuela, ginecóloga, miembro del Colegio Mexicano de Ginecología y Obstetricia y el doctor Froylan Limón Ortega, cardiólogo, miembro de la ANCAM (Asociación Nacional de Cardiólogos de México). Escucha la entrevista parte 1 y parte 2
 
De acuerdo con el doctor Limón, para realizar el carnet de nuestros hijos, es necesario tomar en cuenta que su salud depende de factores que han comenzado a incidir desde la infancia, los cuales se manifestarán en la adultez. 
 
Indicó que los niños van con el pediatra cada mes durante el primer año de vida del bebé, y posteriormente cada tres meses; posteriormente se le revisa antes de entrar a la primaria y se le hace un chequeo cada seis meses, que es el tiempo en el que todos deberíamos acudir al médico. 
 
“Durante la adolescencia el pediatra puede pedir exámenes de laboratorio para conocer las cifras del paciente como la presión arterial, el colesterol, el peso, etcétera. Si todo está bien a los 15 años, y el paciente no está obeso y se encuentra sano, el adolescente puede regresar a ver al médico hasta los 20 años para realizarse las mediciones de nuevo, y si no se encuentra nada extraño el paciente puede volver a verlo cada cinco años, o bien dependiendo de otros factores como los hereditarios o ambientales que vayan modificando su estado de salud”, indicó. 
 
El especialista refirió que durante la adultez, llegando a los 40 años, el chequeo general se realiza cada dos años; después de los 42 o 43 años, la frecuencia del chequeo debe realizarse cada año porque se acerca a una edad crítica en donde los exámenes son importantes. No obstante, refirió también que es necesario individualizar los exámenes dependiendo del paciente. 
 
Respecto a las mujeres y los exámenes que deben hacerse para conocer la realidad de su salud, la doctora Valenzuela indicó que, en ese sentido, es importante basarse en la edad de la paciente, ya que en las mujeres, por ejemplo con una paciente adolescente se le pide un chequeo cada año, dependiendo de si tiene una vida sexual activa, por lo cual los chequeos son cada seis meses; cuando la paciente tiene más de 50 años, los chequeos se realizan también cada 6 meses. 
 
A la paciente adolescente es importante debes checar si sus ciclos menstruales son normales, revisar el desarrollo de las mamas, saber si tiene todo el esquema de vacunas previo a que se embarace. 
 
“Es importante que la paciente que va a embarazarse no llegue al ginecólogo con el embarazo, sino que llegue antes de planearlo para hacerle estudios y tratarla si tiene algún problema previo, porque los medicamentos pueden afectar al bebé durante los primeros tres meses de su desarrollo”, refirió la especialista.
 
Uno de los estudios importantes que debe hacerse el es Torch, por medio del cual se puede checar si hubo contacto con toxoplasma, rubéola, herpes, etcétera, y si no ha existido contacto con rubéola, por ejemplo, es importante aplicar la vacuna y esperar tres meses antes de embarazarse.
 
Otros estudios importantes, de acuerdo con la especialista, son la biometría y examen general de orina, así como enseñar a las pacientes a autoexplorarse.
 
A la paciente en edad reproductiva es importante revisarla cada 6 meses. Antes de los 35 años hay que realizar una biometría, perfil de lípidos, y después de los 40 años el perfil hepático y la mastografía cada año. 
 
Para el doctor Limón, en el caso de los hombres, es importante determinar dos panoramas, el del paciente sano y quien tiene factor de riesgo cardiovascular. 
 
“Hay exámenes básicos, generales, como la biometría hemática, para conocer el conteo de glóbulos rojos y blancos, la cuenta de células en la sangre, con ese examen vemos si hay alteración hematológica; la química sanguínea sirve para saber si hay problemas de glucosa, o en el páncreas, así como las funciones de los riñones, vemos qué sustancias son eliminadas por la orina, determinamos cómo están las funciones del hígado  y si hay alteración de hígado graso no alcohólico, el cual está relacionado al metabolismo de lípidos; perfil de lípidos completo, que incluye los niveles de colesterol bueno y malo, total de triglicéridos”, indicó el doctor.
 
De igual manera, refirió que los cardiólogos buscan calcular el riesgo al paciente. El perfil de lípidos ayuda para saber qué tanto porcentaje tiene el paciente de infartarse. También aclaró que el chequeo médico no nada más se pide porque sí, ya que es bueno prevenir las enfermedades. 
 
Ambos especialistas indicaron que los chequeos básicos pueden realizarse tanto en instituciones públicas como privadas. 
 
“Hay instituciones privadas en donde tienen todo un paquete completo de estudios y exámenes de laboratorio como prueba de esfuerzo, placa de rayos X para revisar corazón y pulmones, examen general de orina, así como la atención de una nutrióloga o nutriólogo, un dentista, y se realizan pruebas de espirometría, y colonoscopía”, finalizó el doctor Limón. 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: