Chismes nos hacen más observadores

De acuerdo con una investigación estadounidense cuando alguien nos da “chismes” negativos de alguien, tendemos a observar más su rostro.

23/05/2011 3:49
AA

¿Tú miras meticulosamente la cara de una persona que te han dicho que es “mala”? De acuerdo con una investigación de Universidad del Noroeste de Boston en Estados Unidos los “chismes” no afectan tanto la opinión que tenemos de alguien, sino que nos incita a observar sus facciones faciales.

De acuerdo con este estudio, cuando nos han dado información positiva o neutra de alguien lo vemos como usualmente miramos a cualquier otra persona u objeto, pero cuando nos han dicho que esa persona no es del todo bueno sí hay una mayor tendencia a observar su rostro.
 
Esto fue comprobado por la investigación de Boston en donde los investigadores analizaron las reacciones de 117 voluntarios divididos en dos grupos para ver como asociaban las imágenes negativas de una persona con su rostro y las actitudes positivas o neutras con el rostro de las personas y todo comparado con una casa.
 
Los investigadores encontraron que cuando se mostraba el rostro de quien había mostradose previamente una foto en donde había pateado un perro, otra persona ayudando a una mujer con sus compras y otra sin con una actitud neutra y a la vez una casa, para quienes habían hecho algo bueno o neutro no había diferencia en cómo se veían las caras y la casa.
 
Pero las cosas eran diferentes cuando se trataba de una persona que hacía cosas negativas, inmediatamente la atención de los voluntarios se volcaba a ver detalles del rostro de la persona y la casa simplemente pasaba desapercibida.
 
Estos resultados son los que arrojan el experimento llamado el fenómeno de rivalidad ocular, en donde a un ojo se le muestra el rostro y a otro la casa al mismo tiempo y se obtiene que la atención se concentra en uno u otro objeto dependiendo de la información previa.
 
Los investigadores dicen aún no saber biológicamente porque ocurre esto, la única hipótesis que tienen hasta el momento es que hay ciertas zonas del cerebro que se asocian con el aprendizaje y los sentimientos que a la vez se conectan con la vista y forman la percepción.
 
De acuerdo con una de las autoras esto es porque nos ayuda a protegernos de agentes negativos, es decir de gente mentirosa y tramposa, e incluso, de acuerdo con  Erika Siegel Si los vemos durante más tiempo, tal vez podamos obtener información más precisa sobre su comportamiento. (Con información de Europa Press)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: