¿Chupón es seguro para los bebés?

Su uso no es malo siempre y cuando no sea muy frecuente

16/11/2016 4:02
AA

El chupón es uno de los productos más utilizan los bebés, pues es considerado como un método de enseñanza y de juego, aunque han existido muchas opiniones en contra sobre su uso, entonces ¿es bueno o malo?

La respuesta la tiene la Asociación Española de Pediatría, quien indica que el chupón no es malo, pero como todas las cosas, no hay que abusar de su uso.

¿Cuándo se debe dar?

Los especialistas indican que lo ideal es que los bebés comiencen a usarlo al primer mes de vida, cuando la lactancia ya está bien establecida.

El chupón puede ser un indicador de dificultades de la lactancia, por lo que los médicos deben guiar a las madres para que tengan las habilidades adecuadas y la confianza en sí mismas.

Asimismo, señalan que los bebés que reciban lactancia artificial, deben tener su chupón porque así se reducen los riesgos de tener el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante.

Los posibles riesgos

La doctora Silvia Jiménez, de la Clínica Ciro de Madrid, explica que los niños que utilizan el chupón de manera frecuente a partir de los tres o cuatro años, pueden sufrir de mordida abierta, es decir, una separación entre los dientes superiores e inferiores cuando el niño cierra la boca.

“Cuando el bebé succiona, la tetina del chupete se apoya sobre el paladar, lo que provoca una falta de desarrollo del hueso maxilar en a lo ancho que puede terminar en una asimetría facial”, dice.

Por su parte, la Asociación Americana de Odontología Pediátrica, asegura que utilizar constantemente el chupón es más nocivo que hacer en momentos específicos.

Para que la seguridad sea mayor, indican, el chupón debe tener los siguientes requisitos:

  • Las piezas deben estar bien unidas sin riesgo de que se rompan o separen entre sí.
  • Los bordes deben ser redondeados para evitar heridas o cortes
  • El disco debe tener por lo menos dos orificios de ventilación de un diámetro mínimo de 4 mm.
  • La tetina debe ser de un material flexible como látex o silicón, y con una longitud máxima de 30 mm.
  • Deben ser sustituidos en cuanto tengan marcas de mordeduras.

(Con información de La Tribuna)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: