Científico mexicano crea robot inteligente

Eduardo Bayro, investigador del Cinvestav, trabaja en el desarrollo de un androide capaz de resolver problemas reales de salud y domésticos.

14/07/2010 3:31
AA

¿Imaginas un robot que sea capaz de barrer o cocinar? pero que, además ¿pueda utilizarse como apoyo para personas con discapacidad visual? En poco tiempo esto será posible gracias al desarrollo que, con apoyo del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav), crea el investigador Eduardo Bayro.

Ya hace unos meses un grupo de estudiantes mexicanos, desde el nivel secundaria hasta próximos a iniciarse en alguna Maestría, compitieron en Singapur en el área de robótica para lograr que un artefacto bailara, ahora Bayro presenta el proyecto de un androide mexicano manejado con inteligencia artificial.
Lo relevante de este avance, dijo Eduardo Bayro, experto en geometría computarizada y algoritmos, es que por primera vez se trabaja con inteligencia artificial real. “Este no es un juguete chino para navidad, sino un verdadero humanoide con características específicas que ayudan a resolver problemas reales”.
Eduardo Bayro dijo en conferencia que hacer que un robot baile tango como ya existe es muy importante, pues los “desarrolladores ya han decodificado una secuencia de movimiento muy complicada que ayuda a realizar miles de tareas más que contribuyan al apoyo y desarrollo de la humanidad”.
El primer objetivo que tuvo Eduardo para adentrarse en este proyecto fue demostrar que México sí tiene la capacidad científica para competir de forma importante con otros países como Alemania, Japón, China, Francia o Estados Unidos.
El experto en geometría comentó que humanoides hay varios, pero ninguno aún ha logrado instalar la inteligencia artificial necesaria para hacer verdaderamente útil un robot.
Asimismo explicó que su ventaja competitiva son sus conocimientos y especialidad en el área del software y su capacidad para trabajar con escasos recursos económicos, pues son más importantes los recursos humanos capaces de desarrollar lo intangible.
Eduardo Bayro dijo que busca que su desarrollo y su investigación sea copiada; el desarrollo dijo, cuesta un millón y medio de dólares, mientras que las copias saldrán únicamente en 60 mil.
Las características
Al comparar al primer humanoide mexicano con sus competidores a nivel internacional, este mide 1.05 metros, otros más 1.50, y mientras el extranjero pesa 50 kg, el mexicano tan solo diez.
El precio en el mercado de un extranjero se cotiza alrededor de un billón 300 mil dólares, mientras el mexicano está en 90 mil, incluyendo éste último el cerebro artificial, que es lo más caro de todo el androide”.
Apoyo a la salud
Como producto extra, el objetivo de Bayro es que el casco que se está colocando con un par de cámaras que fungen como ojos, en un futuro, pueda ayudar a personas invidentes. Este producto se lo proporcionará al IMSS y al ISSSTE para ayudar a personas con discapacidad visual y otras partes como las piernas rodillas, extremidades o cualquier otro miembro.
Asimismo asegura que las copias que se realicen de su prototipo también podrán colaborar en tareas domésticas como, por ejemplo, barrer o cocinar, como la idea de Toyota, que aún va muy atrasada respecto al prototipo mexicano.
Un robot de tareas cotidianas
Durante la presentación, Eduardo confesó que tuvo miedo de presentar un producto deficiente, y que sí efectivamente sigue ligado de alguna forma a expertos de Boston para su desarrollo, sin embargo, su aporte en geometría es mucho más valioso e importante, pues mientras importa hardware, el desarrolla lo intangible, el software, la verdadera inteligencia.
El verdadero reto de Eduardo es lograr conectar las fibras de la cámara al hueso humano y poder mezclar las experiencias y sensaciones de los invidentes a los ojos virtuales para que sean de verdadera utilidad. Así como también poder trabajar con la potencialidad humana del cerebro real de 10 a la 14.
Para ello solicita apoyos económico tecnológicos al gobierno que, asegura, sólo gasta el 0.3% del erario público en esta área, cuando ya está aprobado invertir el 1%, por su parte, a través del Cinvestav, Eduardo organiza seminarios, workshops, conferencias e intercambios con sus estudiantes. Pues, dice, “ tal y como ocurre en el futbol, estar en Europa compitiendo hace que México forme parte del mundo y lo hace competitivo”.
Finalmente, el investigador  planea realizar la presentación final del humanoide mexicano mejorado v3, en Cancún para 2013.
Este robot humanoide será capaz de caminar, subir escaleras y sentarse, así como tomar objetos y hacer labores que cualquier persona puede hacer en cuatro horas de trabajo continuo.
Al momento sólo se ha desarrollado de cabeza a pelvis, pero las piernas deberán estar listas para este fin o a inicios del próximo año, comentó Bayro.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: