Cierran aneurisma de bebé con pegamento

La intervención, practicada en el Hospital Universitario de Kansas, sólo se había realizado previamente en adultos.

12/06/2013 9:36
AA

La bebé Ashlyn Julian, tras 20 días de su nacimiento, fue diagnosticada con aneurisma cerebral, el cual pudo ser cerrado con un superpegamento quirúrgico, que sólo se aplica en adultos.

Sus padres la llevaron al hospital en Kansas, al notar que de dormir  mucho, y que de ser una bebé tranquila paso a gritar todo el tiempo, y a vomitar de forma frecuente, lo cual pensaron sus progenitores que se trataba de alguna infección en el estómago.

Una vez en el Hospital Infantil Mercy los médicos notaron que su fontanela (el lugar blando en la cabeza del recién nacido) estaba levantada; pero no fueron capaces de decir si tenía meningitis o un problema de otro tipo, así que los médicos decidieron realizar un ultrasonido, para lo cual trasladaron a la pequeña al Hospital de la Universidad de Kansas, mejor dotado técnicamente.

Allí el médico especialista Koji Ebersole le detectó aneurisma del tamaño de una almendra en el cerebro, pero tuvo dudas sobre cómo tratarlo, ya que el procedimiento estándar para el aneurisma cerebral es abrir el cráneo, pero en una bebé tan pequeña como Ashlyn, esta no era la mejor opción.

Tras estudiar las imágenes de la resonancia magnética del cerebro de la bebé decidió fotografiar el aneurisma por medio de un angiograma —proceso que permite a los médicos ver el flujo de diferentes vasos sanguíneos en el cuerpo— y basándose en lo visto, decidió cerrar el aneurisma con superpegamento quirúrgico, aunque es un método que solamente se había utilizado en adultos.

El Doctor Ebersole improvisó la intervención utilizando un microcatéter tan delgado como un cabello humano, lo insertó en el cuello de la bebé y accedió al aneurisma donde depositó una pequeña gota del pegamento.

Y para fortuna del médico el procedimiento mínimamente invasivo funcionó, y tan sólo un día después de la intervención el aneurisma había desaparecido, y le pudieron quitar Ashlyn la sonda respiratoria.

Tras el éxito, tanto los padres de la pequeña como los miembros del equipo médico del hospital se encuentran felices, y esperan que pueda recibir el alta e irse a casa en un par de semanas. (Con información de ABC)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: