¿Ya tienes 30? Deja estos malos hábitos

Estos cinco cambios harán que tengas buena salud al llegar a los 50 años y más.

04/03/2016 12:07
AA

Una vez que atraviesas los 30 años, se producen diversos cambios en tu organismo.

Antes de los 30 años, nuestra energía y resistencia están al cien por ciento, por lo que los desvelos, la fiesta, la alimentación y las bebidas alcohólicas, no causan mayor daño en nuestro organismo, pues al otro día estamos como si nada; sin embargo, nada dura para siempre.

Una vez que atraviesas los 30 años, se producen diversos cambios en tu organismo como en el proceso metabólico, incremento de fatiga y estrés, y mayor susceptibilidad a distintas enfermedades.

Si bien hay muchos cambios que no se pueden evitar porque son cosas de la edad, sí hay otros que se pueden prevenir, pero para ello, es necesario hacer ajustes a algunos hábitos.

Por ello, a continuación te decimos cinco cosas que tal vez ahora no causan tanto problema, pero que debes dejar de hacer si quieres llegar a los 50 años y más con buena salud.

  1. No hacer ejercicio: de acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, al pasar los 30, se aumenta de manera constante la cantidad de grasa corporal además de que comienza a disminuir la masa muscular, la densidad ósea y algunas células del hígado y los riñones. Es importante practicar alguna actividad física por lo menos 150 minutos a la semana con rutinas aeróbicas moderadas o vigorosas, dependiendo la resistencia de cada persona.
  2. Fumar aunque no sea seguido: un estudio publicado en la revista The Lancet, señala que dejar de fumar antes de los 40 años, disminuye hasta en 90% el riesgo de tener una muerte prematura.
  3. Beber alcohol como si no hubiera mañana: cuando se es veinteañero, una resaca no afecta tanto, pero al tener más de 30, los efectos son más intensos y tienen una mayor duración, debido a que hay más grasa y menos agua en el organismo.
  4. No considerar los ingredientes de los alimentos: este hábito es malo a cualquier edad, pero en etapas avanzadas es más perjudicial porque consumir muchos azúcares o sal, aumenta el riesgo de padecer diabetes, problemas cardiovasculares, de visión y daño en los riñones. La OMS indica que en el caso de la sal, su consumo no debe superar los 5 gramos por día.
  5. Dormir sin lavarse los dientes: conforme pasan los años, aumentan los riesgos de las enfermedades bucales como la gingivitis o periodontitis, por lo que es importante mantener una buena higiene. Bruno Baracco, doctor en odontología señala que este riesgo es más latente si se tiene diabetes o se está embarazada. De igual manera, recomienda visitar al dentista por lo menos una vez al año.

La psicóloga Nuria Jorba, explica que aunque se puedan presentar cambios no favorables en esta etapa, también hay unos muy buenos como tener mayor independencia y estabilidad en distintos ámbitos, pero sobre todo, vivir la mejor etapa en el sexo, la cual se da por tener buenos hábitos.

“Disfrutar de una buena salud física, tener una situación socioeconómica estable y favorable, la disminución de cargas familiares, una comunicación positiva con la pareja, la aceptación de los cambios físicos, una vida social activa… todo suma”, indicó.

(Con información de El País)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: