Cinco kilos extras pueden ser graves

Especialistas encontraron que las personas que tienen solo cinco kilos de sobrepeso, pueden tener daños graves a su salud.

29/06/2012 5:58
AA

 Algunas veces se piensa que tener un poquito de sobrepeso no causa ningún daño, sin embargo, un nuevo estudio comprobó que con tener tan solo cinco kilos extras, se aumente al riesgo cardiometabólico, es decir tener enfermedades del corazón o del metabolismo con consecuencias graves como una hipertensión o colesterol elevado.

Por ello es que en el Taller de Sobrepeso y Riesgo Cardiometabólico, realizado por la Fundación Argentina de Nutrición (FAN), especialistas expusieron que es necesario encarar estrategias eficaces para bajar de peso antes de que la situación empeore, ya que a mayor sobrepeso, mayor es el riesgo de mortalidad.

Por el contrario encontraron que cuando se pierde peso corporal, aunque sea solo entre el 5 y el 10%, estos mismos factores mejoran.

“La intención no es dar un mensaje alarmista a la población, sino simplemente generar conceptos claros. Tal como indica la definición de obesidad , es decir un aumento de grasa corporal, frecuentemente acompañado de aumento de peso, cuya magnitud y distribución condicionan la salud del individuo.

Y lo único que se busca es informar los riesgos de vivir con sobrepeso, segúnel  doctor Silvio Schraier, médico especialista en Nutrición, y presidente de la FAN. 

“Sin embargo, tenemos que ser muy cuidadosos,  ya que si bien técnicamente toda persona que tiene kilos de más, tiene sobrepeso, hay ciertas instancias o más bien determinados excesos que no resultan riesgosos, al menos a priori, desde el punto de vista de la salud”. 

Por eso los especialistas hacen tanto hincapié en que los médicos tomen en sus consultas el perímetro de cintura. “Esta simple medición que se realiza con un centímetro común nos permite ‘predecir’ qué ocurre dentro del organismo de una persona”, especificó Schraier, quien aclaró que debe tomarse esta medida alrededor de “la panza” del paciente, pero también de arriba hacia abajo con el paciente acostado boca arriba en una camilla. 

“La circunferencia de cintura elevada -en los hombres por encima de los 102 cm y en las mujeres más de 88 cm- es un factor de riesgo independiente, que no se relaciona con la existencia de colesterol alto o hipertensión”, sostuvo el presidente de la FAN y director de la Carrera de médicos especialistas en Nutrición de la Facultad de Medicina de la UBA (sede Hospital Italiano de Bs. As.).

¿Cómo prevenir el exceso de peso?

 
Los especialistas señalaron que para bajar de peso, ya sean dos o 50 kilos, lo que se necesita es un plan de alimentación adecuado. Y que lo máximo que se debe baja por mes e kilo y medio.

Por último, en cuanto a lo importante que es bajar de peso y mantener ese descenso, el especialista comentó que cuando una persona baja el 10 por ciento de su peso, disminuye el 30 por ciento de la grasa “mala”.

Y más allá de la alimentación y el ejercicio físico, existe un tercer pilar, los fármacos cuya indicación le corresponde exclusivamente al médico, sino también por ciertos suplementos dietarios como el ácido linoleico conjugado, que en las personas físicamente activas reduce la cantidad de grasa, en particular la abdominal, y la reemplaza paulatinamente por tejido muscular.

Y eso no es todo sino también es importante aprender a distinguir los diferentes tipos de obesidad que existen y como funciona cardiometabólicamente.              

  • Obesidad complicada: personas obesas con exceso de secreción de insulina, y por consiguiente con alto riesgo de desarrollar enfermedades como diabetes tipo 2, hipertensión arterial, enfermedad cardiovascular aterosclerótica, exceso de colesterol y triglicéridos e hígado graso no alcohólico. 
  • Obesidad metabólica con peso normal: personas de peso normal pero con alto riesgo cardiometabólico. 
  • Obesidad no complicada: personas obesas sin aumento anormal de la insulina ni otras enfermedades asociadas. 

“Lo que marca la diferencia entre una obesidad complicada y una no complicada no es el peso corporal ni el IMC, sino la distribución del tejido graso. Esto genera que la complicación metabólica sea mayor en quienes tienen más tejido adiposo visceral, es decir, localizado dentro del abdomen”, señaló el doctor Schraier. 

“Por esta razón, se habla de ‘obesidad abdominal’ u ‘obesidad central’ como una de las mayores amenazas para la salud. Inclusive en personas de peso normal, la acumulación de grasa en el abdomen puede representar un alto riesgo cardiometabólico”, coincidió el doctor Ridner. (Con información de Pro Salud)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: