Cinco señales que indican problemas con el alcohol

¿Siempre tomas alcohol al ir de fiesta, después o durante del trabajo y al estar en casa?

16/02/2017 1:09
AA

¿Eres de los que gustan de tomar alcohol a cada oportunidad, ya sea de fiesta, después del trabajo o al estar en casa? Tal vez ese hábito se está convirtiendo en adicción.

De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo se registran 3,3 millones de muertes por el consumo excesivo de alcohol además de que éste es el responsable de más de 200 enfermedades.

Tomar una bebida ocasionalmente para relajarnos o simplemente disfrutar de sus sabor es algo muy normal, pero cuando se hace más frecuente y necesario, entonces se tiene un problema con el alcohol, pero ¿cómo saberlo con certeza?

Javier Porto Janeiro, coordinador terapéutico del centro de desintoxicación Cc Adicciones, explica que existen cinco señales que nos advierten cuando el alcohol se está convirtiendo en un problema, las cuales te decimos a continuación.

Aumenta tu tolerancia

La persona necesita más cantidad de alcohol para sentir los efectos clásicos como mareo, es decir, si antes ocurría con una copa, ahora requiere de cinco.

“En la mayoría de los casos se va observando que el consumo va aumentando en dosis y va apareciendo tolerancia física a la sustancia”, dice.

Bebes entre tus rutinas diarias

Comienza a tomar a lo largo del día aunque estés trabajando y sientes ansiedad por buscar la bebida.

Discutes más con la familia

Tu rendimiento laboral se deteriora y se afecta tu entorno familiar y social.

“Se presentan problemas graves tales como agresividad, violencia, descuidos familiares, abandono de responsabilidades, etc…”, dice.

Cuando no bebes, te duele todo el cuerpo

“Pese a lo que se pueda creer en el imaginario social es, junto con los barbitúricos, la única sustancia con un síndrome de abstinencia mortal”, menciona Porto.

Cuando no se toma alcohol, se comienza a tener ansiedad, depresión, fatiga, temblores, piel fría y húmeda, dolor de cabeza, inapetencia, palidez, nauseas y vómitos. Dichos efectos se presentan a las 24 o 72 horas después de la última ingesta.

Además de la abstinencia, estos malestares pueden ser las primeras señales de complicaciones médicas y psiquiátricas como daño hepático, temblores, cambios de humor, agresividad, caídas y golpes.

No dejas de tomar

A pesar de que sientes molestias o gastes mucho dinero, no dejas de tomar e incluso te justificas.

“Que te descubras justificando tus consumos, aunque sea en tono de humor. Que alguien cercano a ti te haga algún comentario al respecto o que te descubras cancelando o valorando si te apetece algún plan con respecto a su oferta alcohólica”, menciona.

Si tienes alguno de estos síntomas, lo mejor es buscar ayuda para tratar  tu adicción.

“El alcoholismo es una enfermedad muy específica y con unos síntomas muy peculiares y por ello es de vital importancia que el profesional escogido esté totalmente especializado en la temática”, concluye.

(Con información de Buena vida)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: