Cinco señales de insatisfacción en la relación

¿Últimamente no sientes el apoyo de tu pareja o pelean por pequeñeces?

11/05/2017 4:02
AA

Cuando comenzaste a andar con tu pareja, ¿todo era color de rosa, siempre querían estar juntos, cada beso era mágico y sentían que no podían ser más felices, pero ahora, ya no sientes ni una pizca de aquellos días? Tal vez en su relación predomina la insatisfacción.

Existen muchas causas por las que una relación se desgata y muere, pero las principales son el rechazo, la dependencia, la idealización y los celos enfermizos que generan peleas frecuentes.

Muchas veces es fácil notar cuando algo no está bien con la pareja, pero a veces es más complicado o no queremos aceptar la realidad, ¿cómo saberlo?

En el momento en que una pareja no se siente satisfecha, se presentan cinco situaciones las cuales te decimos a continuación.

No sentir apoyo

Ya sea en el trabajo, un proyecto personal, el comienzo de una carrera o las cosas más pequeñas como cambiar los muebles o hasta cortarse el cabello, es fundamental contar con el apoyo de la pareja.

Esto no quiere decir que la pareja debe decir “sí” a todo, sino que lo importante es saber que estará a nuestro lado cuando la necesitamos.

Si sientes que tu pareja ya no te acompaña como antes o no está presente en esos momentos importantes para ti, entonces debes estar sintiendo insatisfacción.

Pelear por pequeñeces

Toda pareja pelea de vez en cuando, pero si las discusiones ocurren por las cosas más sencillas, entonces mucho ojo.

Cuando hay insatisfacción, las peleas son utilizadas como vías de escape para decir todo o que tenemos guardado.

Negarse a todo

Que tu pareja o tú no quieran hacer algo que el otro propone como salir al cine, cenar, ir de vacaciones o compras, también es una señal que no debes ignorar.

Tener diferentes ideales

Ambos tienen opiniones diferentes sobre los diferentes temas, lo cual es excelente, pero si tienen ideales diferentes en su relación, entonces tendrán serios problemas.

Las diferencias pueden darse porque uno quiere hijos y el otro no, o por vivir en otro país.

No aportar nada o tomar demasiadas atribuciones

Puede ser que uno de los dos deje de esforzarse por mantener la chispa en la relación porque ha perdido interés o se siente tan cómodo que sabe que nada puede terminar lo suyo.

Tomar demasiadas atribuciones también es un problema grave, ya que uno de los dos se puede sentir controlado y sin libertad de opinión. Recuerda que la línea entre querer ayudar y entrometerse en la vida del otro, es muy delgada.

Si sientes que tu relación tiene una o más de estas señales, es momento de reflexionar sobre lo qué quieres, qué puedes hacer para remediarlo o si es necesario alejarte.

(Con información de Mejor con Salud)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: