Cinco síndromes de cuentos de hadas

Muchas historias han dado origen a trastornos mentales

18/07/2016 1:29
AA

A través de los cuentos de hadas, los niños conocen mundos llenos de magia, amor y esperanza, con personajes valientes que se encargan de hacer valer la justicia, por lo que son los favoritos de millones de menores (y algunos adultos) en todo el planeta.

Estas historias fantásticas se han vuelto tan memorables e importantes que son utilizadas como material didáctico escolar, para desarrollar habilidades de socialización o del habla, e incluso para dar nombre a algunos síndromes, pero ¿cuáles? A continuación te los decimos:

  1. Síndrome de Rapunzel: se caracteriza por comerse el cabello, enfermedad conocida como tricofagia que puede causar la formación de bolas de pelo en el estómago e intestinos, ocasionando que se forme una cola entre ambos. Es más frecuente en niñas y mujeres jóvenes con trastorno de personalidad.
  2. Síndrome de Huckleberry Finn: quienes lo padecen tienden a evadir las responsabilidades tal y como lo hace un niño, sin importar la edad que se tenga. En el caso de los adultos, se suele presentar inestabilidad laboral. Baja autoestima, depresión o mala relación parental, son algunos de los factores que lo ocasionan.
  3. Síndrome de Alicia en el País de las Maravillas: aquellos que lo sufren, tiene una visión distorsionada del tamaño de las cosas, su forma y ubicación de los objetos, así como las personas y el tiempo. También pueden ver imágenes múltiples, no percibir los colores o ser incapaces de reconocer los rostros.
  4. Síndrome de Peter Pan: afecta principalmente a los hombres y se caracteriza por inmadurez social y emocional, así como el rechazo a asumir responsabilidades. El persona de “Wendy “también ha dado origen a un síndrome que ocurre cuando las mujeres, tienen una necesidad excesiva de complacer al otro que usualmente es la pareja o los hijos.
  5. Síndrome de la Bella Durmiente: es también conocido como síndrome de Kleine-Levin y ocasiona una somnolencia excesiva que puede durar días o meses en los que la persona duerme todo el día. Algunos solo se despiertan para comer o ir al baño.

(Con información de El club de los libros perdidos y Papel en Blanco)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: