Cinco tips para convertirte en un experto en el sexo

Haz que tu pareja grite de placer y ten los mejores orgasmos de tu vida

21/02/2017 4:03
AA

Una buena sesión de sexo es aquella en donde la pareja siente que no puede más con tanto placer, que su alma se desconecta de sus cuerpos y donde los gritos predominan, y no precisamente por una simple actuación.

Es ese pequeño instante que desean no se termine y que se siga teniendo a diario, pero ¿cómo es que se llega a esta fase?

Para lograr el mayor placer posible en el sexo existen muchas métodos, pero infortunadamente no se dan a conocer todas.

Por ello, a continuación te decimos cinco técnicas que seguramente desconocías para que te conviertas en un experto en el sexo y tengas los mejores orgasmos de tu vida. ¡Toma nota!

El espejo

La sexóloga Verónica Vivero, explica que esta técnica consiste en copiar lo que el otro hace, “tocarle como lo hace. Cuando tu pareja te acaricia, simultáneamente tú imitas sobre su cuerpo los mismos movimientos.”

De este modo tan gráfico, indica, podemos  aprender cómo y la intensidad que le gusta a la pareja ser estimulado.

“Es una técnica ideal para conocer mejor al otro y fomentar el sentimiento de unión”, dice.

El stop start

El sexólogo Fernando Villadangos, indica que en este caso, el hombre debe de identificar el momento pre-eyaculatorio para detener la estimulación unos segundos (stop) y luego volver a retomarla (start).

“Consiste en aplicarla primero durante la masturbación y, una vez dominada, durante la penetración de forma lenta”, dice.

Añade que además del placer que se sentirá, la técnica ayudará a combatir los problemas de eyaculación precoz.

Beso de Singapur

Esta técnica también conocida como pompoir, consiste en realizar contracciones y relajaciones de la musculatura del suelo pélvico para simular un efecto de succión durante la penetración.

“Requiere de cierta habilidad, así como es necesario tener un buen control del suelo pélvico, que se consigue realizando los conocidos como ejercicios Kegel”, indica la fisioterapeuta de suelo pélvico y experta en educación sexual, Vanessa Pazos.

El juego del reloj

Aquí se deben introducir los propios dedos o los de la pareja en la vagina  para moverlos como manecillas del reloj. Esto les ayudará a saber dónde se tiene más placer.

“Para explorarnos intravaginalmente, primero empezaría con la yema de un dedo a buscar zonas que nos resulten más sensibles, que nos provoquen sensaciones, esto nos llevará a localizarlas. El resto solo será sentirnos y dejarnos fluir”, indica Pazos.

Alineación coital

Se trata de una variante de la postura clásica del misionero que cómo relata Verónica Vinvero, la mujer se coloca “bocarriba con las piernas ligeramente separadas y el chico deberá apoyar su peso sobre ambos codos y colocar su hueso púbico contra la mujer y lograr de este modo rozar su clítoris”

Para tener más comodidad, se recomienda poner un cojín tras la zona lumbar que también ayudará a tener mayor inclinación.

“Además, el movimiento en vez de dentro afuera, será de abajo arriba, dando mayor importancia a la fricción que al empuje. El orgasmo es más fácil de conseguir, dado la estimulación directa que se produce tanto del clítoris, como del punto G”, indica.

(Con información de El País)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: