Cirujanos plásticos aprovechan racismo de Venezuela

Estudio muestra que el aumento de cirugías cosméticas en venezolanos está relacionado a su marginación y baja autoestima.

08/07/2013 9:31
AA

El aumento en el número de cirugías cosméticas en Venezuela está relacionado con la marginación y baja autoestima que padecen las personas que no son de grupos raciales blancos o europeos, de acuerdo con una investigación antropológica de la Universidad Dartmouth College, fundada en Estados Unidos en 1769.

Las conclusiones del estudio coinciden con críticas públicas hechas por el ex presidente venezolano Hugo Chávez, quien acusó a los cirujanos plásticos de su país de utilizar argumentos falsos para persuadir a muchas mujeres de someterse a operaciones de embellecimiento con precios elevados.

De acuerdo con la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica, en el año 2012 se realizaron en ese país sudamericano 256 mil cirugías estéticas, duplicando las realizadas en 2011.
 
El estudio de Dartmouth College  fue realizado por la profesora de antropología Lauren Gulbas, quien documentó el alto número de cirugías estéticas de busto, liposucciones y desaparición de arrugas, enfocó su atención en el gran número de operaciones de nariz que se realizan mujeres que tienen genes de grupos étnicos africanos o indígenas. Entre estas mujeres realizó 63 entrevistas profundas sobre las motivaciones para realizarse operaciones de nariz y los posibles resultados que esperaban encontrar.
 
“Muchas mujeres negras y racialmente mixtas en Venezuela están sometiéndose a operaciones de nariz en un esfuerzo por verse más blancas, pero el procedimiento sólo mejora temporalmente su auto-estima y aprecio por el propio cuerpo en un contexto cultural que privilegia y valora el ser blanco”, dice la conclusión del estudio, publicada en la revista Qualitative Health Resarch y difundida por la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS por sus siglas en inglés).
 
La tendencia creciente en la realización de cirugías cosméticas en Venezuela  fue duramente cuestionada por el ex presidente Hugo Chávez, quien falleció en marzo del año 2013. Desde noviembre de 2011 firmó un decreto para prohibir el uso, producción e importación de sustancias inyectables para modificar el tamaño y forma de glúteos y senos, argumentando que el Ministerio de Salud había registrado casos de mujeres que murieron por ese tipo de sustancias.
 
El 4 de enero de 2012 envió un mensaje por radio a la población joven femenina de Venezuela para pedirles repensar y tener cuidado sobre la supuesta necesidad de hacerse cirugías estéticas. Dijo que respetaba la decisión de algunos padres de familia de regalar a sus hijas cirugías estéticas al cumplir 15 años, pero que los invitaba a no dejarse  engañar por falsa publicidad.
 
En el grupo de 63 mujeres que fueron estudiadas todas eran residentes de la capital nacional, Caracas. Entre ellas, 24 ya habían sido sometidas a cirugía de nariz o rinoplastia, mientras que otras 39 estaban a la espera o tenían planeada una próxima operación de este tipo. Para todas ellas era un objetivo importante cambiar su nariz de nacimiento, que describían como “ancha” o “grande” por una forma diferente que describían como “nariz perfilada”, la cual  también calificaban como nariz bien formada.
 
Las características de la “nariz bien formada” que buscan las mujeres venezolanas, según las respuestas que obtuvo la antropóloga Lauren Gulbas, del Dartmouth College, fueron descritas como “delgadas” y “rectas”, las cuales fueron comparadas con las de mujeres caucásicas o blancas. En estos casos se repitió la respuesta de que el deseo de operarse respondía al deseo de mejorar su autoestima mediante una mejor imagen.
 
“Las categorías raciales en Venezuela están definidas predominantemente por el color de la piel. Existe un poco de flexibilidad en la separación de estos grupos mediante el mestizaje y mezcla racial. En la superficie el mestizaje se presenta como un mecanismo que promuve la fusión racial y cultural entre los diferentes grupos de origen étnico indígena, africano y europeo, pero en la práctica la cultura venezolana prioriza como valor el tener piel blanca o rasgos europeos”, escribió Gulbas en su reporte de investigación.
 
La rinoplastia que ofrecen los médicos cirujanos es ofrecida a los pacientes como una solución a su inconformidad con su propio cuerpo y como el remedio a su baja autoestima, pero ese argumento pasa por alto que la insatisfacción de las mujeres que buscan estas cirugías está ligada a una marginación racial mucho más profunda.
 
“Los numerosos esfuerzos de las pacientes para alterar sus narices revela el intento de cambiar dos cosas: la forma como el cuerpo se ve, pero también la forma como se convive con la propia apariencia física. El resultado observado entre quienes ya se realizaron cirugías cosméticas es que sólo sirven como medida provisional para aumentar la autoestima, pero que la medida se agota por la fuerza del resto del contexto social”, concluyó.
 
La Universidad Dartmouth College es una de las ocho universidades más antiguas y prestigiadas de Estados Unidos. Fue fundada en el siglo XVIII y forma para del grupo conocido como “las ocho antiguas”, junto con Harvard,  Columbia, Yale, Brown, Cornell, Princeton y Pensilvania.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: