Cofemer propone regulación a “chatarra”

Mayores impuestos a comida no saludable, cambiar el etiquetado y las normas de publicidad solicita el organismo.

23/07/2010 9:47
AA

La Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer)  emitió su dictamen preeliminar en el que además de avalar los Lineamientos para la Venta de Alimentos en las Escuelas Públicas y Privadas del nivel básico, propone medidas de mayor regulación, como mayores impuestos a alimentos “no saludables”, obligatoriedad de un etiquetado donde se especifiquen las características de los contenidos de los productos, así como normas de su publicidad.

Es de destacarse que este no es un dictamen final, pues la SEP, como dependencia directamente responsable de la venta de alimentos en las escuelas, habrá de dar respuesta a las observaciones de la Cofemer en un plazo de cinco días.

En el documento entregado a las 17:06 horas a la Oficialía Mayor de la Secretaría de Educación Pública, firmado por el coordinador general de la Cofemer, Julio César Rocha López, esta dependencia dio su aval al documento elaborado por las secretarías de Salud y Educación Pública, dada la gravedad de la obesidad en México, como una de las causas principales de enfermedades crónicas como la diabetes y del corazón, no sólo en adultos sino también en niños, aunándose a estos su alto costo en la atención médica, que puede llegar a los 150 mil millones de pesos en el año 2017, de no tomarse acciones inmediatas para revertir la obesidad y el sobrepeso en México.

“Lo cual amerita la implementación de políticas públicas que, por la magnitud y proyecciones observadas para México, deben ser inmediatas para poder garantizar la existencia de una población sana y productiva. En tal virtud, desde el punto de vista de promoción de la transparencia en la elaboración y aplicación de la regulación y que ésta genere beneficios sociales superiores a sus costos de cumplimiento y el máximo beneficio para la sociedad, esta Comisión considera justificada la problemática que da origen a la propuesta regulatoria que nos ocupa, así como sus objetivos y metas”, subraya el escrito.

En  esta conclusión, la Cofemer se basó en el análisis de la propuesta de la SEP y Salud, la cual a su vez se sustentó en los estudios Improving Ufestyles, tackling obesity: The health and economic impact of prevention strategies y el titulado The Prevention of Ufestyle-Re/ated Chronic Diseases: an Economic Framewoms, ambos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Es basándose en el análisis Improving Lifestyles, tackling obesffy: The health and economic impact of prevention strategies, a partir del cual Cofemer propone otras alternativas de regulación, que han funcionado en otros países, de las cuales destaca:

a) Campañas en medios masivos de comunicación

b) Intervenciones en las escuelas,

Recomendaciones a la SEP

Si bien en su predictamen la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) respalda en principio los Lineamientos para la Venta de Alimentos en las Escuelas, emite una serie de recomendaciones para que la Secretaría de Educación Pública incluya observaciones sobre los impactos que provocarán estos, realizadas por organizaciones sociales y la misma industria procesadora de alimentos.

La Cofemer apunta que en diversos comentarios recibidos por organizaciones como Mídete y El Poder del Consumidor, se refiere la existencia de beneficios en cadenas productivas del sector rural, como la generación de empleos y el incremento de ventas en frutas, verduras, hortalizas y otros, en beneficio de sectores rurales de la población que actualmente enfrentan una precaria economía.

Pero además, la Cofemer reconoce que se deben de considerar los costos potenciales que refieren los industriales de la comida procesada, a consecuencia de los cambios tecnológicos para reformular los productos, rediseño de empaques, inventarios existentes y publicidad sobre nuevos productos, así como también se advierten efectos puntuales sobre las micro, pequeñas y medianas empresas que participan en la elaboración y comercialización, que no fueron analizados por la SEP.

En este contexto, Cofemer recomendó a dicha dependencia incluir una valoración de los efectos antes descritos, en cuanto al posible incremento en precios, menor disponibilidad de productos y los costos para las empresas de una reducción en sus ventas como resultado del efecto señalización antes referido.

De igual forma le pide aclare si los beneficios estimados reflejan el gasto que los particulares realizan en servicios de atención médica o únicamente son gastos del sector público de salud, y en caso de que esta última fuera fa situación, “se recomienda a dicha Dependencia estimar e incluir en el mencionado análisis los gastos de los particulares”.

La COFEMER observó también que se utilizó para la estimación de las ganancias directas por atención médica y ganancias indirectas por productividad y proyecciones para los años 2008 a 2017, por lo que se recomienda a la SEP que  dichas proyecciones sean sobre un periodo de tiempo acorde al posible efecto de la política pública y que la estimación considere únicamente el efecto sobre la población tratada.

En ese mismo orden de ideas, se solicita a la SEP valorar la pertinencia de usar un criterio de incidencia de obesidad (-0.70 por ciento) para simular el impacto de la propuesta regulatoria, es decir, tomando en consideración el efecto de la regulación propuesta en los casos nuevos de personas con obesidad, pues en opinión de esta Comisión un posible impacto en incidencia no aplicaría directamente sobre los casos prevalentes y tampoco a las defunciones.

La COFEMER observa igualmente que en la cuantificación de los gastos derivados de la atención médica se presenta una serie proyectada de los costos atribuibles a la atención de la obesidad. Este órgano desconcentrado no encontró dentro de la referencia señalada esos valores, razón por la cual se solicita a la SEP presentar la fuente de dónde se obtuvo dicha información.

Asimismo considera conveniente que la SEP explique con mayor claridad y con evidencia estadística, por qué utiliza el 1%  y 0.5% de 20% de las ventas en las cooperativas escolares, por concepto de ajustarse a los lineamientos y por concepto de sustitución de los productos, respectivamente.

También pide que se explique por qué la regulación propuesta tendría algún efecto sobre los precios de los productos, en caso de que la SEP reafirme la vinculación entre elasticidad precio de la demanda y la propuesta regulatoria.
 

c) Intervenciones en los lugares de trabajo,

d) Medidas fiscales, como pueden ser incentivos fiscales a alimentos “sanos” y medidas impositivas para alimentos “poco saludables”,

e) Regulación de la publicidad de alimentos para niños y

f) Etiquetado de alimentos de consumo compulsivo

“Lo anterior cobra especial relevancia, sobre todo si se considera que en el estudio de la OCDE se analizan los efectos de todas las medidas antes referidas, arrojando como resultado que la gran mayoría representan mayores beneficios que costos y que algunas presentan una notoria efectividad para disminuir la obesidad entre la población (por ejemplo, las acciones de regulación de publicidad en las que se brinda información útil sobre los efectos de consumir diversos alimentos en exceso mostraron una mayor efectividad, incluso que la de visitar directamente a un médico o nutriólogo”, destaca el documento de la Cofemer, aclarándose que en el anteproyecto sólo se contemplan acciones al interior de las escuelas.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: