Comer en familia, beneficioso para los niños

Si hay conversaciones agradables durante la hora de la comida, los niños son más propensos a mantener un peso saludable.

20/10/2014 8:26
AA

Comer en familia, acompañados de un ambiente positivo, tranquilo y amable, podría contribuir a evitar que un niño tenga sobrepeso u obesidad.

 
De acuerdo a un estudio reciente, los niños parecen menos propensos a ganar peso adicional si en las comidas en familia hay conversaciones agradables, se dan ánimos de forma positiva y no se producen alborotos cuando los niños se portan mal, afirmaron unos investigadores de la Universidad de Minnesota. 
 
Para realizar el estudio, se analizaron videos grabados de comidas familiares. Jerica Berge, autora del estudio explicó que en las casas donde los niños tenían sobrepeso, había un ambiente menos positivo en la mesa.
 
Berge y sus colaboradores decidieron investigar qué ocurre en una comida familiar que podría influir en ese riesgo, y si algunas comidas familiares podrían tener un efecto más positivo que otras.
 
Se pidió  a 120 familias que grabaran sus comidas con iPads, se tomó nota de la duración y el tipo de comida servida, cómo interactuaban los miembros de la familia durante las comidas y cómo los factores se relacionaban con el peso de un niño.
 
En el caso de las comidas en las que los padres decían cosas alentadoras y demostraban disfrutar la compañía, los niños tenían un peso normal. 
 
Mientras tanto, la negatividad en la mesa parecía estar asociada con la obesidad, por lo que Berge señaló que no es deseable que los padres usen las comidas familiares como oportunidad para dar lecciones sobre hacer los deberes u otros problemas familiares.
 
Se demostró, entonces, que los niños que tenían sobrepeso pasaban menos tiempo en las comidas y comían más seguido en otras habitaciones que no fueran la cocina.
 
El 30 por ciento de las comidas de los niños con sobrepeso tuvieron lugar en la sala, en comparación con el 17 por ciento de los niños con un peso saludable
 
Por otra parte, el 80 por ciento de las comidas de los niños con un peso saludable tuvieron lugar en la cocina, en contraste con el 55 por ciento de las de los niños con sobrepeso.
 
En cuanto a tiempos en la comida, los niños con sobrepeso duraron en la mesa un promedio de 13.5 minutos, mientras que los niños saludables duraron 18.2 minutos. 
 
La especialista señaló que las comidas no tienen que ser largas para que tengan un efecto positivo, y puede realizarse a cualquier hora del día: en el desayuno, el almuerzo o la cena.
 
Las comidas familiares regulares y positivas proporcionan estabilidad que influye en los hábitos alimentarios del niño.
 
Además, también se reportó que los niños con peso saludable tenían mayores probabilidades de que ambos padres estuvieran presentes en las comidas familiares.
 
Al menos tres de cada cinco familias, tanto de niños con sobrepeso, como los de peso normal, tenían algún tipo de pantalla encendida durante la comida, como el televisor, el teléfono celular, la computadora o un videojuego manual (Con información de Medline Plus).

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: