¿Cometes abuso emocional con las personas?

La violencia emocional es tan peligrosa como la física y es la más difícil de detectar.

30/03/2016 8:20
AA

Uno de los tipos de violencia más comunes en las relaciones amorosas de amistad o de trabajo, es la agresión emocional, la cual es la más difícil de detectar, además de que es tan peligrosa como la física tanto para ti como para los demás.

Cuando el abuso emocional se convierte en algo cotidiano, el peligro que se corre es preocupante porque se comienza a dañar la percepción de la otra persona y la propia, lo que puede desencadenar distintos problemas como depresión, inseguridad, aislamiento o en casos más serios, el suicidio.

Si bien detectar este tipo de agresión es difícil, admitir que se está haciendo lo es aún más, pues uno de los principales problemas de los humanos es no aceptar que se están cometiendo errores, por lo que usualmente se culpa a los demás de la situación actual.

En caso de que tengas sospechas sobre si sufres o realizas maltrato emocional, a continuación te damos cinco señales  que te ayudarán a saberlo.

  1. Haces que los demás se sientan como fracasados: es una de las formas más sencillas del abuso emocional que se da desde la manera en que hablas hasta la actitud que tienes al marcar algún error en otras personas.
  2. Haces que los otros cuestionen su inteligencia: desvalorizar sus capacidades o limitar lo que dicen y hacen, provoca que las personas no se sientan capaces o con las habilidades suficientes para lograr lo que quieran.
  3. Aíslas a ciertas personas o tu pareja de los demás: esta actitud comienza cuando evitas que esa persona esté en contacto con sus amigos, familia o compañeros de trabajo, porque quieres que sólo esté contigo.
  4. Eres el centro de la relación: no te involucras en los problemas o intereses de los demás, porque quieres ser el único asunto por el que preocuparse.
  5. Expresas tus sentimientos añadiendo un “pero”: en el caso de la pareja, no tienes problemas en decirle “te amo” aunque frecuentemente añades un “pero”. Con esto sólo disfrazas tus amenazas y críticas para hacer que tu pareja haga lo que deseas son que lo pueda rechazar.

Lo más importante es que si identificaste alguna de estas señales en tu comportamiento o en el de alguien cercano, debes considerar hacer un cambio en tu conducta y alejarte de la persona que ejerce está agresión sobre ti.

(Con información de Upsocl)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: