La importancia de aprender a perder

Las derrotas te enseñaran a ganar

05/10/2017 4:06
AA
perder

Aceptar que no siempre van a ganar, porque la vida también nos hacer perder de las maneras más singulares, pero no siempre es malo.

Siento feo cada vez que un niño no gana dulces o pierde algún juego y comienzan a llorar, pero lo hacen porque no saben perder.

Solo son niños y son muy sensibles para diferenciar las cosas, pero quizá es justo cuando más debemos aprender a superar los fracasos. Admitámoslo, aún siendo adultos lloramos si algo nos falló o no era lo que esperábamos, sintiéndonos fatal.

Cómo aprender a perder

Pero, Mejor con salud nos aconseja seguir unos pasos para dejar de sentirnos mal ante las derrotas y superarlas, sigue los siguientes pasos.

Aprender a perder desde niños

Como ya lo hacía dicho los niños son los primeros en reaccionar al perder. Muchos niños tienen una muy baja tolerancia a la frustración cuando pierden, ya sea debido a que quieren hacer que sus padres se sientan orgullosos o porque considera el fracaso como algo intolerable.

Es en esta etapa cuando les debemos enseñar a aceptar que no siempre van a ganar, porque la vida también nos hacer perder de las maneras más singulares, pero no siempre es malo.

También explicarles que además de los juegos, también se puede perder en el trabajo o en las relaciones cuando no conseguimos que alguien nos haga caso o que siga con nosotros.

Los niños se darán cuenta que perder va más allá, como la muerte de algún ser querido, o que también perderán amigos por falta de tiempo, y distancias.

Es entonces cuando puede que niegue la realidad, que la rechace y que les cueste aceptarlo, porque nadie les ha enseñado a perder.

Mitos del fracaso

Algo que debemos tener en mente es que no siempre podemos ganar. Recordemos que la vida tiene sus contrapartes, y para ganar hay que saber perder, aunque en ocasiones es muy fácil ganar.

Perder no es algo negativo, recuérdalo, en realidad tiene muchas cosas positivas, y estos son algunos mitos que se presentan.

“Si pierdes, es porque eres un perdedor”. Es claro que es una frase equivocada, ya que las cosas que te suceden no te definen, pero si la manera en las que las afrontas.

“Has fracasado y ya no podrás conseguirlo”. Aprender a perder te permite comprender que para tener éxito a veces hay que fracasar repetidas veces.

“Perder es algo humillante”. La realidad es que no es así, no puedes darte por vencido. Levantarte una y otra vez y aprender de las circunstancias es algo muy valioso.

También existe la posibilidad de perder para que alguien más gane para hacerlos sentir mejor, recuerda ahí es cuando no siempre el beneficio es tuyo. Saber que alguien lo merece o lo necesita y tal vez tú puedas esperar, puede hacerte un perdedor con buen corazón.

La vida no es fácil

Aprender a perder nos hace conscientes de que ningún camino es fácil. Siempre se presentaran obstáculos en el camino que nos retrasarán o querrán que no avancemos.

Pero es solo para saber qué medidas tomar, y aprender lo que puede pasar, para poder superarlo poniendo en prueba nuestra fortaleza.

Recuerda que si juegas un juego nuevo, será difícil ganar, pero la estrategia que tomes te hará avanzar. Tal vez no a la velocidad que esperas, sin embargo entre más lo intentes, menos dificultad te costará y todo será más fácil.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: