¿Cómo preparar frijoles para que no hagan daño?

El frijol (phaseolus vulgaris L.) aporta proteína vegetal.

27/11/2017 12:01
AA
cómo comer frijoles

Un argumento común para no consumir frijoles de forma habitual es porque generan flatulencias (gases) y distensión abdominal (inflamación).

Si alguna vez has pensado en cómo comer frijoles sin que causen inflamación o flatulencias, te interesará saber que sí hay una manera sencilla de evitarlo.

Te sugerimos: Dieta para controlar la diarrea

El frijol (phaseolus vulgaris L.) es una leguminosa sugerida en el Plato del Bien Comer. De acuerdo con el Atlas de las Plantas de la Medicina Tradicional Mexicana de la Universidad Nacional Autónoma Mexicana (UNAM), el frijol es altamente reconocido por los siguientes efectos:

Padecimientos digestivos y ginecobstétricos.

Enfermedades de la piel y quemaduras.

Dolor de cabeza.

Empacho y amenorrea.

Es fuente de proteína vegetal.

Al respecto, una de las principales razones para no consumir frijoles de forma habitual es porque generan flatulencias (gases) y distensión abdominal (inflamación).

Para evitar esos efectos te decimos 2 pasos para prepararlos y otros beneficios de preparar los frijoles adecuadamente.

¿ Cómo comer frijoles sin efectos incómodos ?

Paso 1. Un día antes de que los prepares y después de haberlos “limpiado”, pon los frijoles a remojar en un recipiente por 12 horas y agrega una cucharadita de bicarbonato.

Paso 2. Enjuaga los frijoles y comienza a cocerlos con lumbre baja durante 15 minutos.

Los beneficios de remojar los frijoles serán:

1. Aumentan sus propiedades nutritivas

2. Son más digeribles

3. Aprovechas sus enzimas

4. Mejora la disponibilidad de proteína vegetal, grasas benéficas y fibra.

5. El sabor y textura mejoran.

También te puede interesar: Las mejores infusiones digestivas: ¡Descúbrelas!

Sin remojar. Las enzimas son inhibidas, la absorción de nutrientes en el organismo se dificulta, además de la digestión. Su consumo produce gases e inflamación.

¿Sabías qué? Estos pasos se pueden aplicar para otras leguminosas como habas, garbanzos y lentejas o para granos, de esa forma evitarás problemas digestivos o que te “caigan pesados”.

Te invitamos a comprobar y compartir esta forma de preparar los frijoles, quizá ahora los disfrutes más.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: