¿Cómo identificar los lunares malignos o peligrosos?

En promedio, una persona puede llegar a tener entre 30 y 50 lunares

18/04/2018 4:52
AA
lunares malignos o peligrosos

El cáncer de piel es uno de los tipos de cáncer más frecuente en la actualidad, debido las actuales condiciones climáticas y sobre exposición al sol. Por ello y con el objetivo de prevenir su aparición o avance, es vital que sepamos cómo identificar los lunares malignos o peligrosos.

Los lunares, conocidos también como nevus o nevos, son considerados pequeños tumores benignos que aparecen desde la infancia y hasta la tercera década de la vida, principalmente en cara, cuello, espalda y extremidades.

Te recomendamos: El tipo de azúcar que puede sanar heridas

¿Cómo son los lunares malignos o peligrosos?

Se considera como lunares malignos o peligrosos a aquellos que sufren algún cambio notable en forma, tamaño y color, lo que podría dar paso a desarrollar un melanoma o cáncer de piel.

Lo más recomendable, cuando se aprecia alguno de estos cambios en los nevos, es acudir inmediatamente con un dermatólogo para un correcto diagnóstico. No obstante, nosotros mismos debemos llevar a cabo revisiones periódicas que son muy sencillas y que permiten identificar los lunares malignos.

Para identificar los lunares peligrosos, los especialistas recomiendan llevar a cabo un autoexamen bajo el método ABCDE, que son sencillos pasos para reconocer si son malignos o el tipo de cambio que han sufrido:

A – asimetría: revisar si la mitad del lunar coincide con la otra mitad.

B – bordes:  irregularidades, pocos definidos en su contorno o bien textura extraña.

C – coloración: marrones, azules, negros o rojizos, podemos identificar algún cambio o si su color es heterogéneo.

D – diámetro: lo más regular es que su medida promedio no sea mayor a 6 milimetros, lo cual equivale al tamaño de la goma de los lápices, por ejemplo.

E – elevación: se refiere a que no haya cambios en su forma o tamaño a partir de la superficie de la piel.

Asimismo, además de estos cambios para determinar si existe riesgo de tener algunos lunares malignos o peligrosos, se debe considerar también su evolución o desarrollo, si hay algún sangrado, inflamación o comezón. Si se observa algún cambio según este método, es fundamental acudir a una revisión por especialistas.

Conoce más sobre: Crean parche que mide azúcar en la sangre

Cabe destacar que una persona regular puede llegar a presentar toda su vida entre 30 y 50 lunares o nevus, pero algunos, por factores hereditarios, por la exposición al sol o por el tabaquismo, pueden desarrollar más. La tarea es aprender cómo identificar si se trata de lunares malignos o peligrosos.

Con información de Infosalus, Debate, Cancer,org


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: