¿Cómo identificar mariscos y pescado en mal estado?

Comer productos del mar echados a perder causa enfermedades e infecciones

17/04/2019 6:43
AA
pescado en buen estado

Identificar el pescado en mal estado ayuda a prevenir enfermedades.

El pescado es un alimento muy nutritivo y que puede prepararse de muchas formas, además tiene muchos beneficios para la salud. Sin embargo, cuando lo consumes en mal estado, te expones a enfermedades graves. Por ello, te damos las claves para identificar mariscos y pescado en mal estado.

No importa si lo comes en un restaurante o en la comodidad de tu casa, siempre debes asegurarte de que es apto para el consumo.

¿Cómo identificar mariscos y pescado en mal estado?

Comer mariscos y pescado puede ser muy delicado, ya que es un producto que se echa a perder con facilidad. De no estar fresco y debidamente conservado, puede causarte intoxicación alimentaria o una infección intestinal.

pescado en mal estado

Según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), antes de comprar un pescado, siempre debes fijarte en 4 puntos básicos:

1. Ojos

Los ojos de un pescado fresco deben verse brillantes, saltones y transparentes.

2. Piel

Debes revisar que la piel del pescado brille y que las escamas no se desprendan con facilidad. De lo contrario, significa que es un pescado en mal estado.

3. Textura

La textura de la carne debe ser firme al tacto, sin desbaratarse al frotarse con los dedos.

4. Olor

El olor de un pescado fresco es suave, si desprende aroma a amoniaco significa que ya entró en descomposición.

pescado fresco

>>TAMBIÉN LEE: 7 enfermedades causadas por comer en la calle

¿Y los mariscos?

En el caso de los mariscos, debes fijarte en lo siguiente:

1. Caparazón

Aquellos que tienen caparazón como la langosta, jaiba y camarón deben ser duros y flexibles al tacto.

2. Tenazas

Las tenazas del cangrejo, jaiba y langosta deben regresar a su posición original al estirarlas.

3. Cabeza y patas

El camarón debe mantener la cabeza y patas firmes al cuerpo, sin presentar anillos negros o grisáceos en la superficie del cuerpo.

4. Concha

Con las almejas, debes fijarte en que sus conchas estén completas y bien cerradas.

mariscos frescos

Recuerda que los pescados y mariscos se descomponen con mucha facilidad, así que es importante que los compres en lugares establecidos higiénicos. Si los compras empaquetados revisa siempre su caducidad.

De preferencia compra estos productos el día que vas a consumirlos, ya que el proceso de descomposición del pescado inicia en cuanto es capturado, por lo que solo se mantienen en buenas condiciones de tres a cinco días en el refrigerador.

Si los pescados y mariscos tienen un olor a amoniaco, no los compres, es señal de que están en proceso de descomposición.

>>SIGUE LEYENDO: Comer pescado para dormir mejor y ser más inteligente


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: