3 claves para prevenir el linfedema vinculado a cáncer

Pintadita a tu Salud, a través de su proyecto de arte, recauda fondos para apoyar a pacientes con linfedema

16/07/2018 3:07
AA
prevenir linfedema

El linfedema es la acumulación de líquido linfático en los tejidos adiposos justamente debajo de la piel. Es provocado por la extirpación de los ganglios linfáticos y/o radioterapia como parte del tratamiento contra el cáncer.

Es una de secuelas o efectos secundarios de los tratamientos oncológicos que ocurre cuando los vasos linfáticos no son capaces de drenar de manera adecuada el líquido linfático, generalmente de un brazo o de una pierna.

Es posible que el linfedema no surja inmediatamente, sino hasta tiempo después, incluso años de realizado el tratamiento oncológico. Una vez que aparece no tiene cura, pero con el tratamiento adecuado puede mejorar y mantenerse. Sin embargo, los cuidados previos pueden reducir el riesgo de su aparición.

Te recomendamos: Terapia para evitar linfedema después de cirugías por cáncer

Salvati en pro de pacientes con linfedema

Los cuidados previos pueden reducir el riesgo de su aparición. Por ello y con el fin de generar una mayor conscientización, Salvati A.C., institución que se dedica a recuperar la calidad de vida de pacientes oncológicos y con linfedema, así como también de sus familias con terapias especializadas, desarrolla proyectos que impulsen la detección oportuna y disminución de riesgos.

En ese sentido, Pintadita a tu Salud, a través de su proyecto de arte, recauda fondos para apoyar la adquisición de prendas de compresión que ayudan a prevenir la enfermedad y en el tratamiento de casos donde ya está presente el linfedema a través de Salvati. Y nos comparte tres reglas con las claves para la prevención del linfedema:

Primera regla: No exponerse al calor o al frío extremos, ni cargar más de cinco kilos con el brazo afectado Así como tampoco  recibir masajes en la extremidad, dar muestra de sangre o tomarse la presión.

Segunda regla: Usar una prenda de compresión siempre que se hace ejercicio, si se va a viajar o a realizan actividades pesadas.

Tercera regla: Tener cuidado en miembros superiores al exprimir, cocinar, meter las manos al horno o  planchar con vapor. Y en los inferiores, no:estar de pie por tiempo prolongado, cargar peso constante de pie o mantener las piernas sin movimiento.

Conoce más sobreCrean rayos X para escanear órganos en 3D y a color

Asimismo, reconocer señales a través de la comparación de los lados del cuerpo e identificar cambios de tamaño, forma, color de la piel, etc., así como recurrir a un fisioterapeuta especializado en linfedema para aprender cómo disminuir el riesgo y los cuidados que deben de tener, son dos de las medidas más recomendadas a pacientes tras sus tratamientos oncológicos.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: