Confunden cáncer de ovario con colitis

Similitud de síntomas provoca un diagnóstico tardío, recomiendan hacer un ultrasonido vaginal una vez al año para detectar la enfermedad a tiempo.

16/02/2012 9:58
AA

El cáncer de ovario, que cada año provoca la muerte de 2 mil mujeres mexicanas, podría curarse en más del 80 % de los casos si fueran diagnosticados tempranamente, pero muchas pacientes pierden tiempo ya que los primeros síntomas del cáncer de ovario se parecen a los de la colitis, afirmó la investigadora Dolores Gallardo-Rincón, durante la XXIX Reunión Anual del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), en Puebla.

En la primera semana de febrero, el secretario de Salud, Salomón Chertorivski, anunció que se han puesto en marcha los trámites para incluir la atención del cáncer de ovario dentro de la cobertura de Gastos Catastróficos del Seguro Popular. Esta decisión, de acuerdo con la doctora Gallardo-Rincón se debe a que el cáncer de ovario ya se considera un problema grave de salud pública en México.

“El cáncer de ovario es considerado un problema de salud pública debido a que puede ser más letal que otros tipos de cáncer de la mujer… Tenemos que desarrollar en el aspecto educativo, ya que los síntomas del cáncer de ovario se confunden, con mucha frecuencia, con un simple cuadro de colitis, lo que ocasiona el diagnóstico muy tardío de la enfermedad”, explicó la doctora Gallardo Rincón, quien es Investigadora del INCan y Presidenta del Grupo de Investigación en Cáncer de Ovario de México (GICOM).

La especialista destacó que las mujeres que tienen antecedentes de cáncer de mama u ovario en la familia deben poner mayor interés en realizarse ultrasonido transvaginal con método Doppler, más aún si no han tenido hijos o existen síntomas persistentes de enfermedad pélvica inflamatoria o simplemente colitis de cualquier tipo, incluyendo diagnósticos aparentes de amibiasis, y al mismo tiempo recordar que esta enfermedad es más frecuente en la premenopausia o durante la menopausia.

Uno de los puntos que subrayó la investigadora mexicana fue el hecho de que la prueba de Papanicolaou, que se usa para diagnosticar cáncer cérvico-uterino, no es útil para diagnosticar cáncer de ovario. En lugar de ese exámen, la experta recomendó realizarse, al menos una vez al año, un ultrasonido transvaginal.

Terapias biológicas

En los últimos años se han desarrollado medicamentos contra el cáncer que funcionan atrapando o secuestrando alguna proteína de las células enfermas y así interrumpen el crecimiento de los tumores. Una de estas medicinas, conocidas como terapias blanco, comenzará a ser usada en el Instituto Nacional de Cancerología de México, como parte de un nuevo protocolo de investigación, según informó la Presidenta del Grupo de Investigación en Cáncer de Ovario de México, Dolores Gallardo.

La investigadora dio a conocer el inicio de esta investigación, que busca estudiar el efecto de la quimioterapia intravenosa e intraabdominal, en combinación con un novedoso medicamento oral llamado nintedanib que actúa inhibiendo la formación de vasos sanguíneos que nutren al tumor por medio de tres diferentes vías.

En dicho estudio se evaluará la respuesta de 30 pacientes con cáncer de ovario para conocer el grado de supervivencia que lograrán sin que la enfermedad progrese y, a su vez, conocer la supervivencia y seguridad total que tendrán los pacientes con la combinación de estos medicamentos. El estudio cuenta con el respaldo del laboratorio alemán Boehringer Ingelheim.

“Como en otros tipos de cáncer, el diagnóstico en etapas clínicas tempranas permite la curación en más del 80% de las pacientes que lo padecen. En México anualmente se detectan alrededor de 4 mil casos de cáncer de ovario, por lo que se ubica en la segunda causa de enfermedad por cáncer ginecológico más frecuente y, desafortunadamente, es la primera causa de mortalidad”, indicó la experta.

La presidenta del GICOM celebró la eventual inclusión del tratamiento contra cáncer de ovario en el Seguro Popular ya que actualmente, según dijo, debido a limitaciones económicas o de traslado, una de cada tres mujeres que es diagnosticada con cáncer de ovario abandona el tratamiento y no regresa al médico.

“Por eso consideramos que la inclusión de este tipo de cáncer en la cobertura del Seguro Popular ayudará el número de muertes por este padecimiento, que ronda los 2 mil fallecimientos anuales”, dijo Dolores Gallardo.

La especialista dijo que, gracias al apoyo de la Cámara de Diputados, en 2011 y 2012 el INCAN recibió un presupuesto especial para el tratamiento de cáncer de ovario, con el cual se atendieron completamente 250 mujeres, pero dijo que este beneficio se multiplicará cuando este tipo de cáncer sea atendido en toda la república con el Seguro Popular. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: