Conoce cinco síntomas de la ansiedad

Este trastorno mental, junto al miedo, la ira, la tristeza o la felicidad, cumple una función importante relacionada con la supervivencia.

10/03/2015 10:29
AA

La ansiedad es una respuesta emocional humana con muchas caras que puede manifestarse con diferentes síntomas, según la persona, que afecta tanto a la mente como al cuerpo.

Este trastorno mental, junto al miedo, la ira, la tristeza o la felicidad, cumple una función importante relacionada con la supervivencia, porque el sistema de alarma se activa cuando una persona se siente amenazada o en peligro. 
 
Cuando el cuerpo y la mente reaccionan ante el peligro o la amenaza, el cerebro se pone en alerta, el pulso se acelera, el estomago se cierra, la sudoración aumenta, las pupilas se dilatan y un temblor invade brazos y piernas, sensaciones normales que son parte de la respuesta de “huir o luchar”.
 
La ansiedad hace que una persona se preocupe en exceso sobre aspectos de su vida, como la escuela, la salud, la seguridad de sus familiares y el futuro. Piensan en el peor de los escenarios posibles y la preocupación y el terror, se vuelven los compañeros de vida. 
 
Los síntomas pueden clasificarse en: 
Físicos: Taquicardia o palpitaciones fuertes, opresión en el pecho y falta de aire son algunos de los síntomas que sienten las personas ansiosas. Otras dicen sentir un “nudo en el estómago”, pérdida del apetito, náuseas, vómitos, mareo e inestabilidad. Además de problemas del sueño, pesadillas, cansancio, tensión muscular y disminución de la respuesta sexual.
 
Psicológicos: Las personas que sufren ansiedad se sienten inseguras, inquietas por los demás y temerosas a perder el control; además de bloquearse y paralizar su vida, evitando tomar decisiones por miedo a equivocarse. 
 
Conductuales: Estas personas pueden actuar por impulsos de los que se arrepentirán inmediatamente. Por la tensión presentan rigidez en músculos y mandíbulas, inquietud motora, dificultad para mantenerse quieto y en reposo. El lenguaje corporal cambia a posturas cerradas y expresiones faciales de asombro y duda. 
 
Intelectuales o cognitivos: Hay problemas de memoria, los descuidos se vuelven frecuentes, así como pensar negativo y esperar lo peor de cada situación.
 
Sociales: La persona ansiosa se siente irritable e incomprendido, por lo que se aísla de los amigos y evita expresar sus opiniones por temor a conflictos (Con información de La voz del muro).

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: