Conciencia y prevención, vital en cáncer de mama

“Ningún programa de gobierno en materia de salud alcanza, si no hay responsabilidad de la paciente en el cuidado de su cuerpo”

27/10/2016 1:44
AA

“Al hablar de cáncer de mama, como en cualquier tipo de enfermedad, se debe hablar de corresponsabilidad, ningún programa de gobierno en materia de salud y ningún tratamiento médico puede ser exitoso si los y las pacientes no nos hacemos cargo del conocimiento y cuidado de nuestro cuerpo”.

Así inicia el Doctor Abelardo Meneses, director del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), su resumen sobre avances y pendientes en materia de cáncer, particularmente de mama.

Y es que, aunque se han diseñado campañas de concientización en torno al tema, anualmente se registran en México entre 18 y 23 mil casos nuevos de cáncer de mama, de ellos 70% en etapas avanzadas, y entre 10 y 15% en edades menores a los 40 años.

El número de casos en ascenso, llevó a que desde el 2007 el cáncer de mama fuera incorporado al programa de gastos catastróficos del Seguro Popular, por lo que, entre los logros y avances en el tema, Meneses destaca que “aunque la paciente no cuente con una cobertura de seguridad social, si se afilia al Seguro Popular, puede recibir atención médica. El INCan, por ejemplo, atiende pacientes no derechohabientes, nosotros cubrimos cirugía, quimioterapia, radioterapia y hospitalización”.

Sin embargo, aunque hay mayores accesos a tratamientos, aún pueden pasar hasta siete meses para tener la confirmación de un diagnóstico y para llegar a un centro oncológico, cuando “lo ideal es que sea en menos de tres meses, desde el momento de la sospecha hasta el inicio del manejo del paciente.

Conocer el cuerpo, la clave

Pero aquí nuevamente se vuelve a cruzar la importancia de que las mujeres conozcan su cuerpo. Desde los 20 años la mujer debe aprender a autoexplorarse, tocarse ambas glándulas mamarias para que, ante el hallazgo de un nódulo distinto sepa que esto no es normal.  A los 25 años es importante una exploración médica, y  a los 40 es indispensable la mastografía. Mientras más temprano se detecte el cáncer, mayor es la posibilidad de sobrevivencia”.

Y es que, aunque la mayoría de los casos se detecta entre mujeres de 40 y más años, es importante tomar conciencia del cuidado del cuerpo y también de los estilos de vida desde temprana edad. En este punto, el director del INCan destaca que si bien, 10% de los casos de cáncer de mama son hereditarios, hay otros factores de riesgo relacionados con:

  • Mala alimentación
  • Sobrepeso u obesidad
  • Falta de ejercicio
  • Tener hijos después de los 30 años de edad
  • No lactancia
  • Uso de anticonceptivos
  • Iniciar temprano con la menstruación
  • Llegada tarde de la menopausia

“Cuando se tiene carga genética, el cáncer de mama puede aparecer hasta 10 años antes de que se realice la primera mastografía, es por ello que en estos casos, es importante realizarse estudios tempranos. También hay que considerar que los tumores mamarios pueden tardar años en desarrollarse y pasar desapercibidos clínicamente, de ahí la importancia de los estudios; además, cuando se presenta en gente joven el crecimiento puede ser rápido y destructivo. Un tumor menor a un centímetro puede tener más posibilidades de curación, cuando mide más, puede ya encontrarse en pulmón o hígado”.

Mastografía, tan temida, como salvadora de vidas

Para muchas mujeres hablar de mastografía es sinónimo de dolor, sin embargo, este estudio de imagen donde se busca la presencia de calcificaciones de nódulos dentro del tejido mamario y que pudieran ser sospecha de un tumor, sigue siendo la forma de detección más certera.

“Yo les diría, sí es dolorosa, más o menos dependiendo de la sensibilidad de cada mujer, pero es un estudio que dura de 10 a 15 minutos, que puede salvarles la vida. El aparato con el que se realiza este examen, visualiza las estructuras internas y los radiólogos pueden detectar así lesiones que a simple vista estarían ocultas en la grasa”.

Síntomas del cáncer de mama
Los síntomas en cáncer de mama dependen del tamaño de la evolución del tumor, pero entre los tres principales están:

  • Hallar un nódulo que esté localizado en los cuadrantes externos de la glándula mamaria.
  • Secreción a través del pezón
  • Erosión alrededor de la areola o del pezón

Avances en tratamientos
En cáncer de mama las terapias son troncales: cirugía, quimioterapia y combinaciones con radioterapia, sin embargo, el doctor Abelardo Meneses destaca la importancia de tener un diagnóstico tanto morfológico, como molecular, pues hay varios subtipos de cáncer que requieren de una terapia más dirigida, que permita predecir mejor su curso clínico, es decir, “se analizan múltiples genes en un tumor, con el objetivo de obtener una mejor clasificación, clarificar el origen de la enfermedad, aumentar la capacidad pronóstica y ayudar en la toma de decisiones entre diferentes opciones terapéuticas”.

Entre los avances en el tema, hay que mencionar también que está en construcción un registro de cáncer entre la base poblacional, lo que permitirá, entre otras cosas, tener una medición más certera del avance o control de la enfermedad en México y detectar mejor las zonas de mayor incidencia, entre las que Meneses destaca hoy el norte del país, con casos de cáncer de mama, pero también de próstata, colon y pulmón, y donde los estilos de vida y la alimentación estarían directamente relacionados.

Por otro lado, las campañas de detección y la promoción de los cuidados paliativos son el éxito y el pendiente que el director del INCan detecta.

“Con las campañas sí se han detectado más casos de cáncer temprano, sin embargo, sigue haciendo falta mayor conciencia del paciente. Por otro lado, es necesario impulsar los cuidados paliativos pues, por ejemplo, sólo uno de cada 10 enfermos que llegan en etapas terminales son vistos en unidades de cuidados paliativos, y en cualquier circunstancia  o estadio, una paciente debe llevar una vida digna y de calidad”.

En cualquier caso la prevención, concluye el doctor Meneses, es fundamental, pues “el paciente gasta más emocional y económicamente en los dos últimos años de la enfermedad, que lo gastado en toda su vida en salud”.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: