¿Conoces el balón intragástrico?

Es un método temporal para bajar de peso sin necesidad de una intervención quirúrgica, recomendado para las mujeres que acaban de dar a luz. n

19/04/2011 9:16
AA

El balón intragástrico es un método de control de peso temporal que consiste en la introducción de un balón en el estómago del paciente el cual se llena con agua esterilizada y azul de metileno.

El balón da la sensación de lleno, por lo tanto la persona come menos y baja más rápido de peso, explicó a SUMEDICO el doctor Carlos González de Cosío*, presidente de la Asociación Mexicana de Cirugía Endoscópica.

El balón se coloca desinflado vía endoscópica, sin cirugía, a través de la boca y se llena dentro del estómago. Se retira 6 u 8 meses después.

Todas las mujeres son candidatas a este procedimiento, pero es más  recomendado para  mujeres que acaban de tener un bebé porque suben varios kilos que son difíciles de bajar. El tiempo mínimo de espera de una mujer después del parto es de 30 a 40 días para que la relación madre-hijo no se vea alterada.

Antes de la colocación se hace una endoscopia para ver que no haya ningún problema como úlceras, una gastritis severa o si el paciente ha tenido alguna cirugía en el estómago; en cuyo caso no se colocará el balón porque puede dañar más las paredes del estómago.

El uso de azul de metileno para colorear el agua del balón es con el fin de que si este llegara a reventarse, la orina del paciente se teñiría de azul y entonces, se retira el balón.

El balón intragástrico es un método temporal que sirve de herramienta para que el paciente aprenda a comer menos, de manera sana y haciendo ejercicio.

Cuando es retirado, el paciente mantendrá su peso si mantiene la disciplina y hábitos que junto con el balón lo ayudaron a perder peso, pero si regresa a los malos hábitos recuperará lo que perdió en 3 o 4 meses.

«Es un buen procedimiento que da muy buenos resultados cuando se siguen las indicaciones”, aseguró el especialista.

A diferencia de otros procedimientos como el bypass gástrico, el uso del balón no requiere cirugía ni mayor hospitalización. Sin embargo, los primeros tres días el paciente debe estar en recuperación ya que experimentará nauseas, vómito o dolor, síntomas que se controlan con medicamentos y por los cuales debe mantenerse en reposo.

El doctor señala que  “uno tiene que entender que tanto la cirugía como el balón intragástrico es un  instrumento para que el paciente modifique sus hábitos y su estilo de vida, si logramos con estos métodos que el paciente cambie su estilo de vida va a ser exitoso cualquiera de los procedimientos”.

Tras la colocación del balón el tratamiento es integral y multidisciplinario. Además de estar bajo vigilancia del médico, el paciente también debe acudir con un psicólogo y nutriólogo para que lo orienten y llegue a la meta requerida

Otros pacientes que pueden usarlo son personas que deben perder 20 kilos o menos  les cuesta mucho perderlos. Así como personas obesas con más de 100 kilos y que van a ser sometidos a una cirugía; primero se les coloca el balón y ya que bajaron de peso se hace la cirugía laparoscópica.

El costo del procedimientos es de 35,000 a 60,000 pesos y no lo ofrece sector salud.

*Dr. Carlos González de Cosio, cirujano y endoscopista bariatra.
Médico cirujano por la Universidad Autónoma de Baja California.
Presidente de la Asociación Mexicana de Cirugía Endoscópica.
Especialista en Cirugía Endoscópica por el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).
Especialista en Cirugía y Endoscopia Bariátrica.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: