¿Conoces el síndrome de piernas inquietas?

Es un trastorno del sueño que provoca en las piernas sensación de ansiedad, hormigueo y calor, explica psicóloga a SUMEDICO.

13/05/2011 7:47
AA

¿Alguna vez cuando te estás relajando para dormir o incluso ya acostado en tu cama ha llegado una sensación rara a tus piernas que te hace moverlas para eliminar la molestia?

Si esto te es familiar podrías estar presentando el síndrome de las piernas inquietas, que es un trastorno del sueño caracterizado porque en la tarde o en la noche cuando las personas se disponen a descansar, experimentan en las piernas sensación de ansiedad, hormigueo, calor,  y en casos raros dolor, indica a SUMEDICO la psicóloga Yoali Arana(*), especialista de la clínica del sueño en la Universidad Autónoma Metropolitana .

La también experta en medicina del sueño y ciencias de la salud dice que cuando las personas experimentan estas molestias que van de la rodilla al talón y empiezan a mover  las piernas para quitar la sensación, aunque ya estén en la etapa de relajación previa a dormir, los movimientos los activan impidiéndoles que logren conciliar el sueño.

A los pacientes con el síndrome de las piernas inquietas, presente en el 5% de la población total,  además de desencadenarles insomnio les provoca el síndrome de movimientos periódicos  de las extremidades, que es cuando ya dormidos, los pacientes por periodos siguen moviendo las piernas y se presenta en el 90% de quienes tienen el síndrome de las piernas inquietas.

Aunque se presenta generalmente en personas de la tercera edad, sí llegan a experimentarlo personas un poco más jóvenes y es cuando más trabajo cuesta controlarlo, aclara la especialista.

El motivo

Este síndrome puede ser primario o secundario, el secundario tiene que ver con una falta de hierro y es por eso que les da con mayor frecuencia a personas de la tercera edad, embarazadas y gente con algún problema de anemia.

Esto ocurre, indica la Dra. Arana, porque el hierro es necesario para la biosíntesis de un neurotransmisor  encargado de producir la dopamina que está directamente relacionada con el sistema nervioso central y regula nuestros movimientos.

Las personas que presentan el síndrome primario son aquellos que sin tener problemas de hierro sí presentan problemas con deficiencia de dopamina y no pueden regular sus necesidades de movimiento.

Hay tratamiento, no cura definitiva

Y aunque de acuerdo con la especialista  el síndrome no tiene una cura definitiva, sí se puede controlar con complementos de hierro o dopamina según sea el caso, pero lo más importante es tratarlo debido a los problemas diurnos que pueden maniofestarse si no se trata.

Yoali Arana dice que el tiempo de tratamiento varía de persona a persona, pues hay “quienes después de uno o dos años se les puede suspender y pueden estar perfectamente varios años después de que se suspende el tratamiento, aunque siempre habrá recaídas”.

Sin embargo, también están los “pacientes que en el momento que se les suspende el medicamento, inmediatamente presentan el síndrome de nuevo”, añade la especialista del sueño.

De acuerdo con la experta en ciencias de la salud, la principal razón por la que las personas se acercan a la clínica es porque presentan insomnio, pues muchas veces no saben ni que están moviendo las piernas, pero el no poder dormir bien les provoca graves problemas en el día.

“Cuando una persona no logra dormir correctamente empieza a presentar problemas de incapacidad para mantener la atención, se vuelven personas muy irritables, y este cansancio genera problemas familiares, laborales y escolares, hay a quienes los corren del trabajo o empiezan a reprobar materias”, afirma Yoali Arana.

De acuerdo con la experta en sueño, no hay un número determinado de horas para dormir, pues lo correcto va de cinco a 10 horas, “aquí lo importante es que sin importar el número de horas que las personas duerman, cuando despierten se sientan frescas y relajadas, si no es así es porque tienen algún trastorno del sueño y deben acudir al especialista”.

La especialista indica a SUMEDICO que el presentar este síndrome no desencadena otras enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson, sin embargo, quienes presentan Parkinson si es común que presenten piernas inquietas.

(*) Dra. Yoali Arana especialista de la clínica del sueño de la UAM
Psicóloga, con maestría en medicina del sueño y doctorado en ciencias de la salud  ctds@xanum.uam.mx


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: