Consecuencias del abuso de medicamentos para el dolor

Aumentan el riesgo de padecer cáncer endometrial y problemas cardiovasculares

09/02/2017 12:43
AA

Medicamentos para reducir el dolor como el ácido acetil salicílico, el diclofenaco, el keterolaco, el naproxeno o ibuprofeno, pueden provocar graves daños a la salud si se consumen en exceso, revela un nuevo estudio.

Investigadores de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, revelaron que la constante ingesta de este tipo de fármacos, aumenta el riesgo de padecer cáncer endometrial y problemas cardiovasculares.

Anteriormente se habían dado a conocer los riesgos de estos fármacos, por lo que se ha incentivado a no consumirlos con frecuencia y sin la recomendación del médico.

En Estados Unidos, aproximadamente 100 mil personas han sido hospitalizadas por complicaciones del mal uso de los medicamentos, los cuales han causado fatales consecuencias en el 15% de los casos.

En México, no existen registros de hospitalizaciones o muertes por esta causa; sin embargo, la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) no deja de emitir comunicados para alertar a la población sobre los efectos que se pueden tener.

¿Por qué causan daños?

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, inhiben la síntesis de prostaglandinas, sustancias que el organismo utiliza para sensibilizar a las neuronas del dolor para generar una sensación de forma exagerada, con lo cual se protege la zona dañada.

El problema es que los fármacos también son inhibidores de más enzimas llamadas ciclocooxigenasa (COX), en sus variantes 1 y 2, que contribuyen a la protección de la mucosa gastrointestinal , además de que tienen efectos  cardioprotectores. Si se bloquen, pueden causar un incremento de secreción ácida que tiene como consecuencia un mayor riesgo de trombosis y efectos cardiovasculares.

Vinicio Granados Soto, investigador del Departamento de Farmacobiología en el Cinvestav, indicó a través de un comunicado de prensa, que los medicamentos para el dolor no causan como tal un peligro, sino que los daños surgen por la forma es que se emplean.

“En cualquier hogar hay frascos de aspirina o algún otro analgésico, porque hay acceso irrestricto y la gente no tiene criterio para saber cuándo es necesario consumirlos. Ese es el verdadero peligro de esa clase de medicamentos”, indicó.

Aclaro que este tipo de medicamentos son las herramientas más recomendables pata tratar el dolor, pero sólo hay que consumirlos correctamente.

Consumir solo por orden médica

El especialista indicó que sin importar que los analgésicos no requieran receta médica, siempre hay que tomarlos si el doctor así lo indica y siempre siguiendo las indicaciones del fabricante.

En el caso del keterolaco, indicó, las dosis no deben exceder los 10 miligramos ni utilizarse por más de cinco días, o de lo contrario se corre el riesgo de padecer daño renal así como perforaciones estomacales o intestinales, que pueden derivar en la muerte.

Granados enfatizó que se deben incrementar las campañas de la Cofepris sobre los efectos de los antiinflamatorios no esteroideos, así como se ha hecho con los antibióticos y los opiáceos.

(Con información de Cinvestav)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: