¿Cuánta sal pones a tu vida?

La retención de líquidos se da principalmente por la alimentación y el estrés. Estos cambios a tu rutina, te ayudarán.

27/04/2016 4:00
AA

La retención de líquidos es uno de los padecimientos más comunes sobre todo en las mujeres, que surge cuando el cuerpo tiene problemas para mantener el equilibrio de los líquidos lo que ocasiona que se acumulen.

Algunos de los factores que lo provocan son el estrés, el clima, la alimentación, cambios hormonales o el embarazo; y los principales síntomas suelen ser hinchazón de tobillos, caderas o muñecas, rigidez de las articulaciones o inflamación del vientre.

Para combatirlo, en ocasiones es necesario tomar fármacos, aunque también se puede lograr con cambios en la dieta o rutina como los siguientes:

  1. Toma más agua: mantener una correcta hidratación te ayudará a tener una mejor circulación y mayor velocidad en el proceso de la digestión. Lo ideal es beber entre seis y ocho vasos al día.
  2. Añade proteínas a tu menú: cuando tienes bajos niveles de proteínas, la albúmina, responsable de la correcta distribución de los líquidos, deja de actuar correctamente. La carne animal, los lácteos descremados y el huevo, son algunos alimentos donde las puedes encontrar.
  3. Disminuye tu ingesta de sodio: los altos consumos de sal o de comidas procesadas, provocan que los líquidos se acumulen. Puedes sustituirlos por condimentos o hierbas aromáticas.
  4. Haz ejercicio: es el método más recomendado para mantener una buena salud y aquí no es la excepción. Practicar una actividad física, mejorará tu circulación y eliminará el líquido a través del sudor. Procura hacerlo por lo menos media hora al día.

(Con información de In Perfectas)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: