Consejos para papás debutantes

La llegada del bebé descontrola a los nuevos padres, por ello, un especialista recomienda algunos puntos importantes para su tranquilidad.

12/03/2013 9:33
AA

La llegada de un bebé a la familia trae consigo una serie de cambios en las rutinas, además de cierta preocupación por atender lo mejor posible al nuevo miembro de la familia.

Ante este reto, los padres debutantes “se enfrentan a una situación completamente nueva y siempre existe el miedo o la falta de confianza de sí sabrán hacerlo bien”, señala el doctor Jordi Pou, coordinador del Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones Accidentales de la Asociación Española de Pediatría (AEP), quien señala que es necesario que los padres confíen en el pediatra, porque que éste “va a ser su consejero y el que les tiene que solucionar todos los problemas”.

Por ello, el especialista realizó una lista de consejos para los nuevos papás, relativos a la alimentación y la higiene de su bebé.

Alimentación

Lactancia. Como al principio la alimentación se hace únicamente con leche, el médico refiere que la lactancia materna es “la mejor alimentación”. Y señala que durante los primeros meses de edad, el recién nacido “no necesita nada más”.

Papillas. Las primeras papillas deben comenzar a darse al bebé a partir de los cuatro meses de nacido, que es lo más recomendable, incluyendo las primeras papillas de frutas o cereales ya que son muy parecidas al biberón y porque ya deben parte de la alimentación a los seis meses de edad.

Alimentos sólidos. Éstos deben incluirse en la dieta del bebé de acuerdo a las capacidades del niño. Deben comenzar a darse al año o los 15 meses, tiempo en que “hay que ir con cuidado”.

Higiene

Primeros meses. Durante la primera semana de nacido hay que desinfectar el ombligo con alcohol de baja graduación hasta que dejarlo completamente seco. Al mismo tiempo hay que hidratar bien la piel del bebé con cremas o con el secado a presión, sin frotar la toalla. Sin embargo, esta crema no debe ser abundante debajo del pañal, ya que provoca humedad que puede afectar al beb

¿Cada día? No es necesario bañar o lavar a un bebé todos los días, es suficiente hacerlo cada dos o tres días. Lo que sí es necesario es limpiar todos los días las zonas más sucias, como sus manos y genitales.

Uñas y oídos. Hay que cortarle las uñas al bebé, pero “con cuidado. No obstante, la retirada del cerumen de los oídos no es conveniente, ya que su función es protectora. Por otro lado, el pene de los niños no debe tocarse hasta que el pediatra lo decida.

El doctor y las vacunas

Al pediatra, cuando sea necesario. Ir con el especialista, los primeros meses, debe coincidir con la aplicación de las vacunas, además de acudir a los diez días que el bebé haya llegado a casa, para revisar si existe alguna patología.

Vacunas. El calendario incluye dosis a los dos, cuatro y seis meses, correspondiendo a enfermedades como difteria, tos ferina, tétanos, poliomielitis, hepatitis B y meningococo C. Además, existen las de rotavirus y neumococo.

(Con información de 20 Minutos)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: