Consejos para perder el miedo a volar

Llevar ropa cómoda durante el viaje además de llevar una distracción como un libro o película ayudaría a tener un vuelo con menos ansiedad.

15/10/2013 12:41
AA

Para mucha gente volar es causa de ansiedad, aunque sepan que es un medio de transporte seguro. Las estadísticas dicen que un 20 por ciento de la población tienen un miedo moderado a volar mientras que un 10 por ciento de síntomas graves.

Especialistas cuentan que estas personas al acercarse al avión pueden sentir taquicardia, temblor de piernas, mareos, agitación, sudoración excesiva, ganas de vomitar y de llorar. Estos sencillos  consejos pueden aminorar ese miedo o al menos tener sus síntomas bajo control:

1.- Tener información: Evitar los pensamientos irracionales y exagerados del riesgo. Con un simple análisis de las estadísticas de accidentes aéreos se puede concluir que es un medio seguro. Al tener más información, se puede controlar mejor la ansiedad y reducir gran parte del miedo.

2.- Entrenamiento: Imaginar a uno mismo afrontando la situación con éxito y seguridad.

3.- Llegar con tiempo al aeropuerto: Los retrasos, los atascos y el temor a perder el avión generan también estrés, por lo que resulta muy recomendable evitar las prisas. Por ello, un buen consejo, salir con suficiente tiempo de anticipación y llegar con calma al avión.

4.- Tener alguna distracción: Escuchar música, leer una novela, ver una serie de televisión puede ser relajante y así se eliminan pensamientos negativos y se reduce la ansiedad además de platicar con el de a lado o dormir un rato para descansar también ayuda a tener un viaje más ligero.

5.- No mirar la ventanilla: Esto suele considerarse una conducta de vigilancia, en la que se intenta comprobar si el motor funciona o si las alas están en su sitio. Hay que tomar en cuenta que la tripulación está preparada para cualquier emergencia.

6.- Afrontar las turbulencias: Las zonas de inestabilidad provocan que el avión tiemble, por eso se aconseja mantener el cinturón abrochado. Un buen lugar para que se noten menos es sentarse en los asientos cercanos a las alas. En cualquier caso, hay que mantener la calma, ya que los pilotos están preparados para todo tipo de emergencias.

7.- Pedir una copa de vino a la azafata: Una copa de vino puede relajar, sólo hay que evitar el  exceso de alcohol ya que genera pensamientos negativos y difíciles de controlar.

8.- Viajar con ropa cómoda y ligera: Esto con la finalidad de tener movimiento y no obstaculizar la circulación sanguínea. Si el vuelo es largo se recomienda levantarse y mover brazos y piernas de vez en cuando, así como tomar agua para mantenerse hidratados.

(Con información de 20 Minutos)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: