Consejos para prevenir una lesión

Cuando nos ejercitamos podemos cometer algunos errores que pueden dañar músculos y tendones, aquí una guía para evitarlos.

29/08/2015 9:27
AA
Al hacer cualquier ejercicio, se corre el riesgo de tener una lesión, especialmente si nos confiamos y caemos en el error de hacerlo demasiado fuerte, demasiado rápido, demasiado largo o demasiado pronto.
 
Otros candidatos para lesionarse son aquellos que no están acostumbrados a una rutina y quieren “comerse el mundo” en un día, todo tiene que ir paso a paso. Así que si te invitan a participar en el juego de futbol de fin de semana de la oficina, no te engolosines,  corre y estírate en la medida de tus posibilidades.
 
En una guía elaborada por la Clínica Mayo, se hacen las siguientes recomendaciones para disminuir el riesgo de salir lastimado durante una rutina de actividad física:
 
1. Paso a paso. Incrementa la duración o intensidad del entrenamiento poco a poco. Incrementa en 10%  la duración cada semana. Si nadas o corres media hora durante la primera semana, añade un 10 por ciento y la siguiente dedica 33 minutos.
 
2. Haz ejercicio de calentamiento.
 
3. Empieza despacio y ve incremantando la intensidad.
 
4. Duerme bien.
 
5. Se constante. Mantén los músculos en buena condición física, no te conviertas en un deportista sólo de fin de semana.
 
6. Escucha a tu cuerpo. Si tienes dolor muscular disminuye la rutina.
 
7. Si tienes una lesión, consulta con el médico cuáles son las medidas a seguir para evitar un daño mayor.
 
8. Usar la forma y técnica adecuada te ayudarán.
 
9. Usa los zapatos deportivos y el equipo de protección adecuado, en caso de ser necesario.
 
10. El clima a veces no es el mejor aliado, toma precauciones.
 
11. Toma agua. De ser posible antes, durante y después de la rutina.
 
12. No abuses de la toma de analgésicos, porque pueden enmascarar el dolor que avisa que
estás haciendo mucho ejercicio.
 
13. Realiza una sesión de ejercicios de enfriamiento.
 
14. Pon atención a las señales que envía tu organismo, si sientes dolor, opresión en el pecho, mareo, dolor en el brazo o la mandíbula, falta de aire inusual, latidos cardiacos irregulares, fatiga, dolor articular, debes acudir de inmediato al médico.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: