Las fiestas decembrinas empiezan, ¿estás preparado?

La Navidad puede afectar a nuestro organismo y a nuestro estado de ánimo

11/12/2017 12:45
AA
navidad y año nuevo

Para afrontar estas fiestas, hay que prepararse en familia.

Durante casi dos semanas, con días muy especiales, nos dedicamos al ritual de la celebración de Navidad y Año Nuevo, sin embargo, en estas fechas se puede afectar la salud de nuestro organismo y alterar nuestro estado de ánimo.

La Navidad es un periodo de emociones intensas donde podemos extraer lo positivo y vivir la oportunidad de romper con la rutina diaria. Las experiencias con los demás pueden ser más cercanas, “más de piel a piel”. Pero si no todo es color de rosa, trata de verlo como algo normal, donde no es obligatorio ser feliz.

Especialistas aconsejan que aquellas personas cuya relación con la familia sea mala, aprovechen las fiestas para celebrarlas con los amigos, ya que “el familiar no siempre es la persona más cercana de tu vida”.

Cuidado con los excesos en Navidad y Año Nuevo  

Una de las formas más tradicionales de festejar Navidad y Año Nuevo es comiendo y bebiendo, pero como todo en la vida, los excesos se pagan. Para evitar las consecuencias te recomendamos lo siguiente:

Evita  los excesos: Si en lugar de tres platos, tomas cinco, debes comer porciones más pequeñas para que tu ingesta de calorías se ajuste a tus necesidades de energía.

Equilibra las guarniciones: Las comidas ricas en proteínas y grasas pueden ir acompañadas de guarniciones de verduras o ensaladas.

Come fruta entre horas: Si el dulce es el postre estrella de la Navidad, lo puedes compensar comiendo frutas de temporada a media mañana o en la merienda.

Aumenta la actividad física: Camina, sal a pasear, bájate una parada antes del transporte público o sube las escaleras. Pequeñas actividades que no te llevan mucho tiempo ayudarán a que el gasto energético sea un poco más elevado.

10 riesgos para la salud en Navidad y Año Nuevo

Otras recomendaciones que debes tener presente en estas fiestas son las siguientes:

1. Comilonas: Cuantifica lo que comes y la frecuencia. Ponte límites. No es bueno caer en el atracón y luego apenas comer en dos días. En caso de empacho, toma antiácidos y sigue una dieta baja en grasa.

2. Consumo de alcohol: La Navidad invita a beber de más. Sin embargo, hay grupos que no deben ni probarlo: conductores, embarazadas, enfermos, niños y adolescentes. Los que puedan consumir, deben hacerlo con control, alternándolo con bebidas sin alcohol.

3. Tabaco: La exposición al humo ambiental del tabaco, es perjudicial, en especial para niños y mayores. Si fumas en casa, debes hacerlo con la ventana abierta. Tu siguiente propósito, podría ser dejar de fumar.

4. Estrés y depresión:  En esta época, se sufren más las ausencias y se incrementa la tristeza. Los médicos aconsejan no optar por la medicación con antidepresivos, ya que “son situaciones humanas que no hay porque medicalizar, es normal y pasajero”.

5. No abandones el ejercicio físico.

6. Lávate siempre las manos, sobre todo a la hora de manipular alimentos en la cocina. Es el principal vehículo de transmisión de gérmenes. Conserva los alimentos a la temperatura adecuada para evitar intoxicaciones

7. Es época de mucho frío, por lo que debes cuidarte más para prevenir catarros y gripes.

8. Para combatir ese frío, algunas personas emplean estufas y braseros, pero se debe tener mucho cuidado ya que existe el riesgo de inhalar gases tóxicos. 

9. Tiempo de viajes. Si vas a salir de viaje, pon mucha atención a la seguridad en el automóvil: la silla de los niños, utiliza siempre el cinturón de seguridad y descansa cada dos horas.

10. En esta época, pueden producirse lesiones, caídas y otros accidentes en casa como: quemaduras y pequeñas electrocuciones por los adornos luminosos.

(Con información de El País).


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: