Consumo moderado de alcohol no protege al corazón

Tomar poco alcohol no protege ni daña al corazón

29/11/2016 11:33
AA

Diversos estudios han afirmado que el consumo moderado de alcohol era benéfico para la salud, especialmente para el corazón, sin embargo, una nueva investigación revela que esto podría ser falso.

Investigadores de la Universidad Semmelweis, Budapest, descubrieron que el consumo ligero o moderado de bebidas embriagantes no tiene ningún efecto sobre las arterias coronarias, las responsables de hacer llegar la sangre al músculo cardíaco o miocardio.

Júlia Karády, directora de la investigación, explica que el descubrimiento se pudo hacer gracias a una angiotomografía computarizada coronaria (CCTA), la cual es una técnica no invasiva de las paredes coronarias que identifica las lesiones ateroscleróticas.

“Muchos estudios previos han utilizado los factores de riesgo cardiovascular, caso de los niveles de colesterol, para evaluar los efectos del alcohol, pero nuestro trabajo es único porque ha utilizado la CCTA tanto en personas bebedoras como no bebedoras, lo que puede arrojar alguna luz sobre la manera en que el alcohol puede o no contribuir al desarrollo de placas en las arterias coronarias”, señaló.

La investigación

Los investigadores realizaron la prueba a 1.925 participantes quienes también completaron un cuestionario sobre su ingesta de de bebidas alcohólicas.

La CCTA se utilizó para saber si había cardiopatía isquémica, una enfermedad donde las arterias coronarias están parcialmente obstruidas.

“En torno a un 40% de nuestros pacientes tomaban alcohol de forma regular, estableciéndose la media del consumo en 6,7 unidades de alcohol semanales”, dijo Karády y detalló que la cantidad es equivalente a una copa de vino al día.

El corazón no se daña ni beneficia con el alcohol

Como resultado, se encontró que ingerir poca o moderada cantidad , no tenía ninguna relación con la presencia o ausencia de cardiopatía isquémica.

En relación a la aterosclerosis coronaria, tampoco se encontró una asociación con los diferentes tipos de alcohol como cerveza, vino y licor.

“Cuando comparamos el consumo entre los pacientes que tenían cardiopatía isquémica y aquellos no aquejados por la enfermedad, no vimos ninguna diferencia. Y cuando evaluamos la posible relación entre la ingesta ligera de alcohol y la presencia de cardiopatía isquémica, seguimos sin ver ninguna asociación. Finalmente, evaluamos el efecto de los diferentes tipos de alcohol sobre la aparición de cardiopatía isquémica sin que, nuevamente, encontráramos ninguna relación”, señaló.

Sin embargo, la especialista recalcó que esto no quiere decir que el alcohol no sea dañino, pues su consumo se ha asociado a daño cerebral y del corazón a largo plazo.

(Con información de ABC)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: