Consumo moderado de alcohol daña neuronas

Estadounidenses encontraron que el beber poco alcohol frecuentemente, es igualmente dañino que excederse una vez por semana.

30/10/2012 3:43
AA

Tomar una o dos copas de vino tinto al día pueden ayudar a gozar de una buena salud cardiovascular, sin embargo, esta costumbre puede dañar al cerebro en el largo plazo, según publica un estudio en Neurology.

Según los científicos de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey, estudios con ratones, mostraron que en el corto plazo esta cantidad de alcohol puede no causar problemas, pero en el largo puede conducir a una reducción significativa en la producción de neuronas, alterando la plasticidad del cerebro.

De acuerdo con los investigadores, el consumo excesivo de alcohol puede causar déficits mentales, además de los daños que causa a varios órganos, y en el caso de los adolescentes o fetos en el embarazo, tiene un mayor riesgo de sufrir estas consecuencias.

Pero no se había estudiado lo que el consumo moderado podría provocar, y esto es justamente en lo que los investigadores estadounidenses se centraron, pero se encontraron con la dificultad de discernir entre lo que es beber moderadamente con regularidad o en exceso sólo algunos días a la semana.

Y ambas son igual de riesgosas, aunque muchas personas creen que por ser moderado, o solo una vez a la semana no es tan grave, pero en realidad esto es falso, ambas prácticas son riesgosas.

Beber poco durante la semana pero mucho los fines de semana puede provocar cambios en la estructura del cerebro, indicaron los investigadores: “el consumo moderado puede convertirse en consumo excesivo sin que la persona se dé cuenta” dice Megan Anderson, quien dirigió el estudio.

“A corto plazo puede no haber problemas notables en las capacidades motoras o el funcionamiento general, pero a largo plazo este tipo de conducta puede tener efectos adversos en el aprendizaje y la memoria” agrega.

En el estudio con ratones, los investigadores encontraron que el lograr una concentración de 0.08% de concentración de alcohol en sangre en los ratones, cantidad legal para poder conducir en E.U. y otros países, provocaba que dos días después los ratones no tuvieran problemas motrices o de menoría, pero sí daños a nivel neuronal.

“Este nivel de intoxicación no perjudicó las habilidades motoras o las funciones de ninguno de los sexos, y tampoco interfirió en el aprendizaje asociativo (el recuerdo de detalles de una situación particular) dos días después de haber bebido”, explican los investigadores.

“Por lo tanto, el consumo moderado de alcohol no perturbó los procesos básicos sensoriales, motores o de aprendizaje”.

Sin embargo, agregan, los resultados mostraron que incluso durante un periodo “relativamente corto” de consumo moderado de alcohol, hubo un impacto negativo en el cerebro: el número de neuronas que los animales produjeron en la región del hipocampo “se redujo en casi 40%”. (BBC)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: